EEUU: Rumores de antifa se propagan a ciudades pequeñas

las llamadas comenzaron la mañana del lunes después de que un usuario de Facebook publicó que el jefe de policía había identificado a manifestantes de antifa en la zona. Los reportes no cesaron h...

las llamadas comenzaron la mañana del lunes después de que un usuario de Facebook publicó que el jefe de policía había identificado a manifestantes de antifa en la zona. Los reportes no cesaron hasta que la jefatura de policía desmintió el rumor a través de Facebook.

Es una comunidad realmente pequeña, en la que nuestros ciudadanos nos conocen bastante bien, dijo el teniente del Departamento de Policía del condado de Payette, Andy Creech. Cuando vieron la publicación, comenzamos a recibir llamadas directas.

En tanto, usuarios de Facebook también advirtieron a sus amigos que evitaran un centro comercial de un suburbio de Nueva York, asegurando que sería el punto central de los actos de destrucción de antifa el martes.

Pero la policía no tenía información creíble sobre la presencia de antifa en el área, dijo la especialista de prensa del Departamento de Policía de Toms River, Jillian Messina, en un email.

Incluso el propietario de un negocio de limusinas en Michigan se vio obligado a refutar los rumores cuando dos de sus autobuses se convirtieron en el centro de una teoría de conspiración sobre que el financiero liberal George Soros estaba enviando manifestantes a Milan, Michigan.

Los usuarios de las redes sociales compartieron ampliamente una fotografía manipulada de sus autobuses blancos, editada para mostrar las palabras Soros Riot Dance Squad (Escuadrón de Danza para Disturbios de Soros) estampadas en los costados.

Los autobuses son propiedad de Sean Duval, quien es dueño de la compañía local de transporte Golden Limousine International, y no tienen palabras impresas.

Es frustrante cuando la gente del exterior comienza a instigar y trata de poner a estadounidenses en contra de estadounidenses, señaló Duval.

___

Los periodistas de Associated Press Barbara Ortutay en Oakland, California, Beatrice Dupuy en Nueva York y Ali Swenson en Seattle contribuyeron a este despacho.