Argentina extiende plazo para negociar con acreedores

El gobierno argentino anunció el lunes que extenderá hasta el 12 de junio el plazo para alcanzar un acuerdo con sus acreedores para reestructurar los más de 66.000 millones de dólares en bonos emi...

El gobierno argentino anunció el lunes que extenderá hasta el 12 de junio el plazo para alcanzar un acuerdo con sus acreedores para reestructurar los más de 66.000 millones de dólares en bonos emitidos bajo legislación extranjera.

El plazo vencía el martes 2 de junio, pero el Ministerio de Economía informó en un comunicado que el gobierno se encuentra evaluando la posibilidad de introducir ajustes adicionales a la propuesta original realizada a los acreedores con el objetivo de maximizar" su apoyo "sin dejar de preservar al mismo tiempo sus objetivos de sostenibilidad de la deuda.

Esta será una nueva prórroga en el marco de las complicadas negociaciones que transcurren desde abril, cuando el gobierno presentó su propuesta de renegociación de la deuda, que supone importantes quitas de capital e intereses.

El ministerio de Economía acotó que el plazo del 12 de junio puede variar en el caso de que se extienda por un periodo adicional o que finalice en forma anticipada.

En tanto, el ministro argentino de Economía, Martín Guzmán, indicó que el gobierno trabaja en las enmiendas finales de la oferta que presentará a los acreedores, aunque advirtió que el margen que queda es escaso para asegurar la capacidad del país para hacer frente al pago de la deuda externa.

Hoy concluimos otra ronda de negociaciones bajo un acuerdo de confidencialidad. Las partes se siguen acercando, aunque sigue faltando una distancia importante por recorrer. Es necesario poder recorrer esa distancia. No estaría bien apurarse para cerrar algo que no le sirva a Argentina. Necesitamos un acuerdo que cuide a Argentina, sostuvo Guzmán.

Las negociaciones para reestructurar la deuda prosiguen luego de que el 22 de mayo vencieran intereses por 503 millones de dólares, lo que dejó al país en un cese de pagos técnico o selectivo.

Ese vencimiento, que corresponde a intereses de títulos bajo ley extranjera, también forma parte de las discusiones y se abordará en el acuerdo más amplio que se está buscando, según indicó Guzmán.

El monto de la deuda bajo ley extranjera que Argentina está renegociando es de 66.238 millones de dólares. El gobierno de Alberto Fernández, quien asumió a fines de 2019, presentó formalmente en abril a los acreedores su propuesta, que implica una quita en los intereses de 62% -equivalente a 37.900 millones de dólares- y de capital de 5,4%, unos 3.600 millones de dólares, así como un periodo de gracia hasta 2023 con una tasa de interés de 0,5% que irá aumentando.

La propuesta hasta ahora no ha recibido el nivel de adhesión necesaria de los acreedores, entre los cuales hay grandes fondos de inversión. Sin embargo, el gobierno argentino advirtió que la oferta es la única viable debido a que el país arrastra más de dos años de recesión y que busca un perfil de deuda compatible con un sendero de crecimiento sustentable.

Argentina espera aprovechar la extensión del plazo de las negociaciones para acercar posiciones con los acreedores a partir de modificaciones en las propuestas de ambas partes.