Atribuyen letal fuga de gas en India a fallos de seguridad

Un comité nombrado por el máximo tribunal medioambiental indio atribuyó el domingo a un grave fallo humano y a la falta de normas básicas de seguridad una fuga de gas en una planta química de pro...

Un comité nombrado por el máximo tribunal medioambiental indio atribuyó el domingo a un grave fallo humano y a la falta de normas básicas de seguridad una fuga de gas en una planta química de propiedad surcoreana, que mató el mes pasado a 12 personas y enfermó a centenares.

Los tanques de los que se filtró el gas el 7 de mayo en la planta de LG Polymers en Vishakhapatnam, una ciudad portuaria del estado de Andhra Pradesh, estaban desactualizados y no tenían sensores de temperatura, indicó el comité en su reporte, al que tuvo acceso The Associated Press.

Los trabajadores de la planta reaccionaron con lentitud a la fuga y la compañía química no tenía experiencia en la supervisión y mantenimiento de tanques llenos de productos, que estuvieron semanas ociosos debido a la cuarentena contra el coronavirus en India, según el reporte, emitido el jueves.

LG Polymers es propiedad LG Chem Ltd., la firma química más grande de Corea del Sur, que fabrica productos industriales como sustancias petroquímicas, plásticos y baterías para vehículos eléctricos. Forma parte del conglomerado familiar LG Corp, que tiene también una rama de electrónica que vende smartphones, televisores y computadoras en todo el mundo.

El gas filtrado era estireno, que se utiliza para fabricar plástico y goma. Es una neurotoxina y puede inmovilizar a la gente en cuestión de minutos si lo inhala. En altas concentraciones puede ser letal.

Días después del accidente, AP descubrió que la planta carecía de permisos de las autoridades medioambientales antes de la fuga.

LG Chem había mantenido que LG Polymers India operaba la planta cumpliendo las regulaciones medioambientales y que estaba siguiendo e cerca los esfuerzos por gestionar las consecuencias del suceso.

La policía acusó a LG Polymers de homicidio culpable, incluyendo la negligencia en gestión de sustancias tóxicas.

LG Chem empezó a operar la planta en 1997. Su delegación india es una de las principales fabricantes de polestireno en el país. La planta de Vishakhapatnam tiene unos 300 trabajadores.