Presidente uruguayo se somete a prueba por COVID-19

ha sido un foco de contagio importante en el país, que con 816 casos confirmados y 22 fallecidos es uno de los ejemplos citados en la región de buen manejo de la pandemia.

ha sido un foco de contagio importante en el país, que con 816 casos confirmados y 22 fallecidos es uno de los ejemplos citados en la región de buen manejo de la pandemia.

Mientras tanto, en Argentina centenares de personas se congregaron en el Obelisco y al grito de Libertad, libertad pidieron el fin de la cuarentena y poder trabajar, en tanto personal médico en caravanas de autos solicitaron más insumos, mejores condiciones y más seguridad a la hora de realizar su trabajo.

El cruce entre las dos manifestaciones generó algunos incidentes violentos y al menos dos mujeres médicas resultaron golpeadas, y en otros casos sus pancartas, en que decían Sí a la cuarentena, fueron rotas por personas que se acercaron a ellas sin portar mascarillas, según constataron en terreno periodistas de The Associated Press.

Nosotras vinimos a poner un cartel de ˜La cuarentena salva vidas™ y nos agredieron, relató a la AP Ana Valeria Dueña, una de las médicas agredidas. Estamos casi al borde del colapso, no tenemos la suficiente cantidad de insumos, tenemos más del 30% del personal infectado, por esta gente, por este tipo de conductas, relató angustiada.

Estamos saturados, con compañeros deprimidos, con compañeros infectados, aislados, solos en sus casas, enfermos, por gente como ésta, señaló, afirmando que la manifestación le generaba tristeza.

En Argentina se reportaban 717 nuevos casos para un total hasta el momento de 15.419 personas infectadas y 524 fallecidos. En el país sigue preocupando la situación en Buenos Aires, donde se concentran la mayor parte de los contagios.

De los casos nuevos del día de ayer, el 93% son de la Ciudad de Buenos Aires y su provincia, afirmó la secretaria de Acesso a la Salud argentina, Carla Vizzotti, en su reporte diario.

Esto muestra claramente como también venimos diciendo diariamente la situación especial de transmisión viral y de circulación viral comunitaria en la Región Metropolitana, señaló.

Por la tarde, los medios locales reportaron que el mítico cantante Charly García, de 68 años, había sido internado de urgencia con fiebre y dolores pélvicos en el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento en el barrio de Recoleta de la capital. Un primer test de PCR descartaría que se tratará de COVID y se investigaría una posible infección urinaria. La AP estaba tratando de confirmar esta información. El cantante pasó por el hospital en los últimos meses debido a un traumatismo de cadera.

En Chile, las cifras de contagiados se acercaban a los 100.000 luego de reportarse 4.220 casos más el sábado, en tanto que el número de muertos bordea los 1.000 tras sumar 53 nuevas víctimas en la jornada.

A pesar de que se cumplen 15 días de la cuarentena total en Santiago, las cifras de infecciones reportadas a diario continúan en alza.

Entre los nuevos fallecidos reportados figura la sexta trabajadora de la salud, lo que aturde más a las autoridades. En Chile hay más de 3.707 trabajadores sanitarios infectados por la enfermedad.

Agradecemos la disposición de personal que hemos podido contratar, gente que estaba retirada, que estaba dedicada a otras funciones, sobre todo en las universidades, estudiantes de medicina en los últimos años de enfermería, para fortalecer la red, ante los contagios del personal sanitario, afirmó el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

Por su lado, el presidente Sebastián Piñera y varios de sus ministros participaban durante el día en el reparto de 2,5 millones de canastas básicas a las familias más vulnerables, una medida que beneficiará a 10 de los 18 millones de chilenos. Los chilenos consideran que ha sido lento ese operativo, en que colaboran las fuerzas armadas y que implica ir casa por casa.

Piñera aseguró que ya se han repartido 122.000 canastas en la Región Metropolitana, que concentra más del 80% de los casos y 35.000 en el resto de las regiones.

Significa que 157.000 familias chilenas ya han recibido este apoyo, esta ayuda, este alivio. Pero, sin duda, no es suficiente y por esa razón hoy quiero anunciar que vamos a acelerar el ritmo de distribución, afirmó.

En México, a pesar de que siguen vigentes las recomendaciones para evitar la movilidad y mantener el distanciamiento social en el país, decenas de ciudadanos en varias ciudades del país realizaron el sábado una marcha en sus vehículos en contra del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En la capital del país, unas 300 personas protestaron a bordo de más de 200 vehículos y una treintena de motocicletas partieron por la mañana desde Polanco, una exclusiva zona de la ciudad, hasta llegar a la zona centro donde se localiza el Palacio Nacional, sede de las oficinas donde despacha López Obrador.

La movilización fue convocada en 70 ciudades del país por el Frente Nacional Ciudadano, un organismo que tiene como objetivo lograr que el presidente dimita el 20 de noviembre de este año a base de presión social para después convocar a nuevas elecciones.

México cierra el sábado con sus medidas de distanciamiento social y se prepara el lunes para entrar a la nueva normalidad, como ha definido el gobierno a la siguiente fase en la que un semáforo de cuatro colores servirá para indicar qué actividades están permitidas en cada uno de los 32 estado del país.

López Obrador se prepara para una gira por el sureste del país que comenzará el lunes.

Además de la movilización en la capital, también se dieron protestas en vehículos en Morelos, Oaxaca, Puebla, Yucatán, Guerrero, Aguascalientes, Veracruz, Quintana Roo, Tamaulipas y Durango.

Otras movilizaciones en el norte del país estaban programadas para más tarde y unas más para el domingo, incluyendo una en el consulado mexicano en Houston, Texas.

México registraba hasta el viernes por la noche 84.627 casos positivos de coronavirus y 9.415 defunciones.

En América Latina se han registrado más de 860.000 contagios y más de 46.000 muertos.

A nivel mundial, el nuevo coronavirus ha infectado a más de 5,9 millones de personas y causado la muerte a más de 365.000 en todo el mundo, según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.

En la mayoría de la gente este virus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. Pero en algunas personas, sobre todo los adultos mayores y quienes padecen trastornos de salud subyacentes, puede causar enfermedades más graves e incluso la muerte.