Líder de incursión fallida a Venezuela usó avión de magnate

para llevar comida y otros suministros a Venezuela, donde las sanciones de Estados Unidos y años de mala gestión han hecho que las tiendas carezcan de muchos productos.

para llevar comida y otros suministros a Venezuela, donde las sanciones de Estados Unidos y años de mala gestión han hecho que las tiendas carezcan de muchos productos.

Uno de los propietarios de SERAMI es Juan Carlos Ynfante, según dos personas familiarizadas con la empresa. Ynfante fue detenido el año pasado en la isla Gran Caimán por pilotar un avión con 135.000 dólares no declarados en efectivo. Además, aparece como presidente de la firma en un caso federal de decomiso en Estados Unidos en 2008 por el que un avión con el logotipo de la compañía fue detenido en Fort Lauderdale tratando de contrabandear 150 kilos de cocaína.

Además de los dos pilotos habituales de Goudreau y Durán, entre los pasajeros del vuelo de mediados de enero estaban Luke Denman y Airan Berry, dos veteranos y excompañeros de Goudreau en el 10mo Grupo de las Fuerzas Especiales en Stuttgart, Alemania, donde estuvo emplazado antes de retirarse del servicio en 2016. Los dos, naturales de Texas, dijeron en confesiones grabadas en video que creían que la empresa de su colega, Silvercorp USA, había sido contratada por Guaidó.

No se sabe por qué los hombres viajaron en el avión a Colombia ni si Durán estaba al tanto. Goudreau colgó el teléfono cuando fue contactado por la AP el miércoles y no respondió a mensajes de texto con preguntas sobre el vuelo.

En el avión también iba Yacsy ílvarez. Los aspirantes a insurgentes en los campamentos colombianos dijeron que ílvarez, de 39 años, era una ayudante de confianza de Alcalá que también trabajaba para Durán.

Un soldado voluntario dijo que cuando necesitaba volar entre Bogotá y Barranquilla para alguna reunión, era ílvarez la que compraba sus boletos. En otras ocasiones, él le transfería a ella, a través de Zelle, una red de pagos digital, pequeñas cantidades de dinero que recolectaba entre amigos y familiares para alimentar al ejército improvisado. En su declaración en la cárcel, Denman señaló que fue ílvarez quien los llevó en auto a él y a Berry desde Barranquilla hasta los campamentos donde se entrenaban los rebeldes.

Se desconoce el paradero de ílvarez.

En 2017, ílvarez fue nombrada directora de Industrias Venoco de Centroamérica, dos años después de que la firma se registró en Panamá. La empresa es una subsidiaria de Industrias Venoco, otrora fabricante líder de lubricantes para autos que estaba controlado por Durán antes de que fuese nacionalizado por Chávez en 2010.

Cuando perdió el control de Venoco, Durán estaba cumpliendo una sentencia de cuatro años de cárcel en Estados Unidos por actuar como agente no registrado de Chávez. El mandatario sudamericano había enviado a Durán a presionar al empresario Alejandro Antonini, quien estaba implicado en el llamado Escándalo de la maleta, un frustrado intento de contrabandear 800.000 dólares en efectivo para la campaña de 2007 de la expresidenta argentina Cristina Fernández a bordo de un avión alquilado.

Durante el juicio, la fiscalía señaló que Durán solía llevar una placa que lo identificaba como oficial de inteligencia de la Armada venezolana. Los hombres le pidieron al que fuera su amigo que asumiera las consecuencias y que se mantuviese callado pero, sin que ellos lo supieran, Antonini estaba cooperando con el FBI y grabó sus conversaciones.

Tras la liberación de Durán en 2011 y su regreso a Venezuela, se desató una batalla legal con el Estado venezolano para reclamar la propiedad de Venoco. El empresario mantuvo una vida discreta mientras se sometía a un tratamiento contra el cáncer. Finalmente, recuperó algunos de los activos de la empresa, incluyendo el nombre y una filial en Barranquilla. Su hermano, que responde al nombre artístico de Pedro "La Voz, trató de labrarse una carrera como cantante de salsa.

Una mujer que respondió al teléfono que aparece como el de la firma de Panamá en el sitio web de Venoco dijo que la empresa es privada y se administra desde Barranquilla. Un correo electrónico enviado a la filial de Panamá a través del portal de Venoco no obtuvo respuesta y los dos teléfonos de la sede de Barranquilla que aparecen en la página no funcionaban.

Durán también es el fundador de Ruibal & Durán, una compañía que vendía chalecos blindados y otros equipos a las fuerzas de seguridad venezolanas, material que habría sido valioso para un ejército invasor.

Él y su hermano mantenían una relación cercana con Alcalá. En imágenes que circulan en las redes sociales puede verse a Pedro Durán y Alcalá juntos, incluyendo una donde los dos están sentados relajadamente alrededor de una mesa y en la que el general lleva una camiseta de Venoco.

El abogado de Franklin Durán en Estados Unidos se negó el jueves a hablar sobre el tipo de relación que su cliente tenía con Goudreau, si es que había alguna, o sobre el vuelo de enero.

Pero Durán parece no haber vacilado nunca en su apoyo a la revolución antiimperialista a la que debe su fortuna.

Soy un hombre de principios y convicciones, los cuales fueron sometidos a prueba cuando intentaron hacerme admitir un montaje en contra de las instituciones venezolanas, escribió en una carta abierta desde su celda en una prisión de Texas en 2010. A pesar de todo esfuerzo mediático de un imperio y verme sometido a más de nueve meses a celda de castigo, jamás renuncié a mis valores.

___

Los periodistas de investigación de The Associated Press Randy Herschaft en Nueva York y James LaPorta en Delray Beach, Florida, contribuyeron a este despacho.

___

Pueden contactar con el equipo global de investigación de AP en Investigative@ap.org.

___

Joshua Goodman está en Twitter como: www.twitter.com/APjoshgoodman