El interior de una cárcel
Imagen del interior de una cárcel. ARCHIVO

Una mujer en Virginia fue sentenciada a 18 años en prisión después de que autoridades dijeran que le disparó y mató a su madre, y luego envió la foto del cuerpo al teléfono de su padre.

Rachel Hutson fue sentenciada en la Corte del Circuito Chesapeake el martes, informó el periódico Virginian-Pilot. En junio se declaró culpable de asesinato premeditado y de usar un arma de fuego en un crimen.

De acuerdo con otros documentos de la corte, Hutson llamó a su padre y le confesó haber matado a su madre, de 58 años, en el 2013 en su casa. Entonces envió una foto del cuerpo al celular de su padre.

Hutson testificó que había cuidado a su madre, quien estaba muy enferma. Agregó que planeaba suicidarse antes de matarla, pero no quiso que ésta encontrara su cuerpo.