Turquía reanuda servicio de trenes pero con restricciones

Turquía reanudó el servicio de trenes de manera limitada el jueves, al tiempo que levanta algunas de las restricciones impuestas para frenar la propagación del coronavirus.

Turquía reanudó el servicio de trenes de manera limitada el jueves, al tiempo que levanta algunas de las restricciones impuestas para frenar la propagación del coronavirus.

El servicio, que estuvo dos meses paralizado, se reanudó con la partida de un tren bala desde la capital Ankara hacia Estambul a las 7 a.m. Los trenes harán 16 viajes diarios entre Ankara, Estambul, Konya y Eskisehir.

Los trenes llevarán sólo la mitad de su capacidad, y se le permitirá el abordaje sólo a los pasajeros que presenten un código oficial que certifica que no están siendo monitoreados por posible infección de COVID-19.

En una ceremonia en la estación ferroviaria de Ankara, el ministro de transporte Adil Karaismailoglu advirtió que quienes muestren síntomas de enfermedad no podrán abordar los trenes.

Todo pasajero con síntomas de COVID-19, agregó, seré llevado a un vagón de aislamiento y entregado a autoridades de salud en la estación más próxima.

En los trenes no se servirán comida ni bebidas, añadió.

Turquía actualmente tiene casi 160.000 casos de confirmados y 4.431 decesos. Unas 123.000 personas se han enfermado y recuperado.

El gobierno ha levantado algunas restricciones, al reabrir centros comerciales y peluquerías. Se permitirán congregaciones en mezquitas dos veces al día a partir del viernes. El presidente Recep Tayyip Erdogan tiene programado anunciar más medidas el jueves.

Según el conteo de la Universidad Johns Hopkins, Turquía es el noveno país con más casos de coronavirus en el mundo, aunque expertos opinan que la cifra real de víctimas a nivel global es más alta de la reportada.