Maduro dice que es necesario precio justo para la gasolina

los tanques de sus vehículos.

los tanques de sus vehículos.

El drama de llenar el tanque de combustible no es mayor para los venezolanos debido a las restricciones impuestas de movilización de personas debido a una cuarentena por el COVID-19, vigente desde el 16 de marzo, y la consecuente paralización de la mayoría de las actividades sociales, laborales y comerciales con el propósito de romper la cadena de contagios del nuevo coronavirus.

El mandatario pidió a los venezolanos apoyó y comprensión ante la necesidad de cobrar la gasolina, sin mencionar un nuevo monto o dar pistas sobre un eventual plan para resolver las endémicas distorsiones que provoca el tener Venezuela al menos hasta el comienzo de la cuarentena, la gasolina más barata del mundo.

Sobre todo después de haber pasado la roncha (molestia) de estos dos meses donde el gobierno imperialista de Estados Unidos logró quitarnos los insumos y la gasolina que venía en barco, lograron en su momento. Agregó que Donald Trump logró quitarle la gasolina a Venezuela, pero nosotros hicimos un plan de resistencia, de contraofensiva y ha llegado el momento... del avance, regularizar, normalizar y resolver este asunto.

Muchos venezolanos denuncian que, aprovechando la escasez, especuladores han dolarizado el precio de la gasolina, a la par que muchos se han visto obligados a pagar entre uno y dos dólares por litro.

La gasolina, que en los últimos años virtualmente se regalaba, es un tema muy sensible en Venezuela: en 1999 se desató una revuelta popular en la que murieron unas 300 personas luego de un incremento de los combustibles que ordenó el entonces presidente Carlos Andrés Pérez.

Maduro, en febrero de 2016, luego de casi dos décadas, aumentó la gasolina, equivalente a un bolívar por litro. Ese incremento en la actualidad no pasa de ser algo simbólico puesto que equivale a un monto ínfimo respecto al tipo de cambio del dólar oficial, que el miércoles se ubicó en 196.049,75 bolívares por dólar.

Maduro por años ha reconocido que la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) pierde varios miles de millones de dólares por lo que cuesta producir la gasolina y el precio en que la vende. Según estimaciones del gobernante, la perdida estaría alrededor de los 18.000 millones de dólares.