NY expone la 'Elegía a la República Española' en el centenario del abstracto Motherwell

  • La muestra conmemora el siglo del nacimiento del artista estadounidense
  • Motherwellusó las 'matanzas franquistas' como inspiración para 250 cuadros y dibujos.
  • Expresó lo que llamaba 'los horrores de la Muerte Negra'.
<p>Uno de los 250 cuadros de la serie de Robert Motherwell ´Elegía a la República Española´</p>
Uno de los 250 cuadros de la serie de Robert Motherwell ´Elegía a la República Española´
Art © Dedalus Foundation, Inc./Licensed by VAGA, New York, NY - Courtesy: Private collection

En la primavera de 1937, cuando el entonces estudiante de Arte Robert Motherwell tenía 22 años y acababa de regresar de un largo viaje por Europa —durante el cual no visitó España, pero sí Alemania, Italia, Suiza, los Países Bajos y, por supuesto, la ciudad escocesa de Motherwell, de la que procedían sus ancestros—, asistió a una charla que pronunciaba en San Francisco el escritor francés André Malraux, uno de los intelectuales que peregrinaban por el mundo para informar sobre la Guerra Civil española posterior al golpe de Estado franquista. Las palabras del que sería autor de la película Sierra de Teruel  y líder de la Escuadrilla España de la aviación republicana cambiaron la vida de Motherwell para siempre.

Más de una década después —y tras viajar a México, donde ya pintó un cuadro con temática republicana, Little Spanish Prison (Pequeña cárcel española, 1941)—, Motherwell inició una tarea épica: representar en una oración fúnebre las "matanzas franquistas" y las consecuencias de lo que llamaba "los horrores de la Muerte Negra" que se iniciaron tras el triunfo fascista en la contienda. Desde 1948 y durante casi toda su vida —murió en 1991, a los 76 años, siendo uno de los artistas más famosos de los Estados Unidos y dejando un legado de 25 millones de dólares y más de mil cuadros— se dedicó a componer la serie que bautizó como Elegy to the Spanish Republic (Elegía a la República Española), para la que pintó 250 obras hasta 1967.

'Lamentos públicos'

Para conmemorar los cien años del nacimiento de quien quizá sea, junto con Jackson Pollock, el expresionista abstracto más conocido, la galería Dominique Lévy de Nueva York reúne por primera vez en los últimos veinte años una selección de la que ha sido llamada "oración fúnebre" a la República Española. La exposición, integrada por 18 telas y abierta hasta el 9 de enero de 2016, propone recordar, dicen los organizadores, estos "lamentos públicos" y "profundamente políticos" que usó Motherwell como "condena de la violencia de la Guerra Civil española y el fascismo aislacionistas del general Francisco Franco".

Metáforas del contraste entre la vida y la muerte y su interrelación El artista, que describió la serie, a la que siguió nutriendo con nuevas piezas durante décadas, como "metáforas del contraste entre la vida y la muerte y su interrelación", usó como figura recurrente un óvalo negro. En tamaños diferentes y con grados de distorsión también distintas, las manchas no funcionan visualmente como agujeros, sino como centros absorbentes de luz rodeados casi siempre de espacios en blanco. Motherwell declaró una vez y otra que las formas ovaladas eran una "visualización de los testículos de un toro muerto en una corrida en una plaza española".

Las 'muertes terribles no deben ser olvidadas'

Despojadas de cualquier distracción visual, las elegías, que el artista llamaba siempre "lamentos" o "funerales", tienen una indudable deuda con el Guernica de Picasso —donde también domina el negro, aparecen referencias al belicismo industrial y se muestra un toro agonizante—, y son una forma, como diría el genio malagueño, de "arte peligroso". Motherwell justificaba su insistencia en el mismo tema diciendo que las "muertes terribles" de la guerra "no deben ser olvidadas".

Ritmo de campanadas, de sentencia de muerte La repetición de formas y la falta total de distracciones son intencionadas. "Quiero hacer cuadros tan claros, personales y faltos de arquitectura como una voz humana que canta de manera espontánea pese a la solemnidad de la canción", declaró el artista, que más de una vez citó la inspiración de algunos poemas de Federico García Lorca, como Llanto por Ignacio Sánchez Mejías, que al pintor le sonaba con "ritmo de campanadas insistentes, como de sentencia de muerte".

'Ráfagas inesperadas'

"Traduciendo el tañido de toque de difuntos a figuras abstractas a gran escala, el pintor nos implora a considerar el límite entre el progreso y la regresión", apuntan desde la galería. Aunque Motherwell repitió en todas las elegías "las mismas formas básicas de orbes pendulares y rayas contiguas negras y profundas", los cuadros tienen una "variedad significativa", los contornos y formas "cambian y se multiplican" y los colores "aparecen en ráfagas inesperadas, revelando la profundidad del compromiso del artista con su tiempo".