Almagro toma posesión de segundo mandato al frente de la OEA

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, tomó el miércoles posesión de su segundo período al frente de la institución con un llamado a la unidad para enf...

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, tomó el miércoles posesión de su segundo período al frente de la institución con un llamado a la unidad para enfrentar la pandemia del coronavirus y una advertencia contra los intentos autoritarios en la región.

No vamos a ceder un ápice ante las dictaduras. Si les gusta a todos, muy bien, si no le gusta a nadie, muy bien también, dijo Almagro en su discurso de toma de posesión, realizado a través de videoconferencia debido a la pandemia.

Almagro, que se inició en el puesto en 2015, fue reelegido en marzo para dirigir la OEA hasta mayo de 2025.

El secretario general destacó la importancia del diálogo y dijo que se debe normalizar la democracia como sistema político ideal sin excepciones y sin restricciones.

Tenemos recursos jurídicos y políticos lo cual implica que tenemos también la responsabilidad de fortalecer nuestra capacidad de negociación y construcción de consenso en la OEA, indicó.

Destacó que el primer gran desafío es apoyar a los gobiernos para hacer frente al virus: apeló a la unidad y solidaridad de todos los países y dijo que es imperativo trabajar y producir alimentos, medicinas y servicios financieros.

Nadie puede dejarse vencer hoy por el virus del pánico, dijo.

Durante el primer periodo del uruguayo al frente de la OEA el organismo registró divisiones entre sus miembros, sobre todo en torno a cómo resolver la crisis política y económica que afecta a Venezuela. Almagro presentó informes detallados acusando al presidente venezolano Nicolás Maduro y a su gobierno de quebrantar la democracia y violar los derechos humanos.

En 2019 la OEA aceptó a Gustavo Tarré, representante de la Asamblea Nacional venezolana encabezada por el líder opositor Juan Guaidó, como representante permanente.

Tras la reelección de Almagro a un segundo periodo, el gobierno de Maduro acusó a Estados Unidos de ejercer una grotesca operación de chantaje y extorsión para lograr la reelección del uruguayo, al que llamó el agente predilecto de Washington.

El miércoles, Carlos Trujillo, embajador estadounidense en la OEA, celebró el inicio del segundo periodo de Almagro y dijo tener mucha confianza sobre el futuro de la organización y de las Américas bajo su liderazgo.

Por su parte, la embajadora de México ante la OEA, Luz Elena Baños, pidió al secretario general un trato respetable a todos los Estados miembros y que sirva a los intereses de todos.

En marzo Almagro logró una cómoda victoria ante la otra candidata al puesto, la excanciller ecuatoriana María Fernanda Espinosa.