Presidente de México regresa a las giras la próxima semana

Poco más de dos meses después de cumplir medidas de confinamiento en la capital, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó el miércoles que regresará al espacio público a ...

Poco más de dos meses después de cumplir medidas de confinamiento en la capital, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó el miércoles que regresará al espacio público a partir del próximo martes con una gira de trabajo por el sureste del país a pesar de que la pandemia de coronavirus se acerca a su pico.

López Obrador, quien presume ser el presidente que más veces ha recorrido México, no salía de gira desde el 29 de marzo, cuando supervisó la construcción de una carretera en Badiraguato, Sinaloa.

El primer mandatario informó que visitará Cancún, en el estado de Quintana Roo, el martes para presenciar el arranque del primer tramo del Tren Maya, una de las obras insignias de su gobierno.

El Tren Maya se construirá en la península de Yucatán y tiene planeado recorrer 1.525 kilómetros y conectar las playas de sitios turísticos de la Riviera Maya con sitios arqueológicos del interior y la ciudad colonial de Mérida.

La obra ha sido mencionada varias veces en los últimos días como un detonante para la creación de 80.000 empleos que ayuden a enderezar una economía sacudida por la pandemia.

El Instituto Mexicano del Seguro Social informó que en abril se perdieron poco más de 550.000 empleos y López Obrador dijo el fin de semana pasado que en lo que va de mayo suman otros 400.000, pero ha prometido que de aquí a fin de año creará dos millones de puestos de trabajo.

López Obrador dijo que viajará en avión de la Ciudad de México a Cancún en un vuelo comercial como lo ha hecho desde que asumió el poder y luego recorrerá el sureste en automóvil y así volverá a la capital del país.

Voy a cuidarme, si la línea aérea tiene como norma el que se use cubrebocas lo voy a usar, en el caso del viaje los médicos me están recomendando que no use mucho el avión que sea más por carretera a ras de tierra, dijo López Obrador.

Entre otras medidas, el presidente dijo que los actos en los que esté no van a ser multitudinarios y se restringirán a no más de 50 personas, guardando las medidas de distanciamiento.

En sus giras, López Obrador usualmente se acerca mucho a la gente y recibe cartas y peticiones, algo que tampoco podrá hacer ahora, pero tendrá emisarios que lo hagan durante la semana.

Les pido que nos ayuden que ahora no puedo tener comunicación directa, pero sí vamos a recoger sus sentimientos y por eso voy, agregó. Quiero hacerlo en cada estado e informarle a la gente de cómo vamos a salir adelante de esta crisis sanitaria y de esta crisis económica. Es muy importante lo del Tren Maya porque son empleos y trabajo en una circunstancia en que se necesita.

Después de Cancún, López Obrador estará en Playa del Carmen, en la Riviera Maya, el miércoles irá a Mérida, en el estado de Yucatán, y el jueves irá a Escárcega, en el estado de Campeche.

En cada uno de esos sitios se encuentran tramos del Tren Maya.

Para el viernes, López Obrador estará en Villahermosa, en el estado de Tabasco, donde revisará los avances en la refinería de Dos Bocas, otra de las obras trascendentales de su gobierno.

La otra es el aeropuerto internacional Felipe íngeles.

El sábado, López Obrador visitará el complejo petroquímico Cangrejera, localizado en Coatzacoalcos, y una refinería en Minatitlán, mientras que el domingo estará en Sayula de Alemán para supervisar el inicio de la rehabilitación de las vías de un tren.

López Obrador dijo que a partir de ahora pasará una semana de gira y otra en la capital.

La decisión del mandatario probablemente levantará muchas cejas porque aunque el domingo termina la jornada nacional de sana distancia, la gran mayoría de los estados no podrán reiniciar por completo sus actividades no esenciales porque el país pasa por el momento más crítico de la pandemia.

¿En verdad es necesaria la gira? ¿Es una actividad esencial? La gira expone al contagio y lo propicia: al personal de avanzada, logística, seguridad (que aunque no se reconozca, existe y es compleja), comunicación y al propio presidente", escribió en Twitter Felipe Calderón, quien fue presidente de México de 2006 a 2012.

Agregó que lo más delicado: da la señal equivocada a la población de que todo está bien y que se puede salir, lo cual no es cierto. Ojalá no se agudicen contagios y fallecimientos a partir de un relajamiento inducido involuntariamente.

El martes se reportaron más de 74.500 contagios confirmados y han fallecido por COVID-19 al menos 8.100 personas.

Tabasco y Veracruz, que serán las últimas dos paradas de esta gira, son dos de los cinco estados con mayor número de contagios en el país, sólo superados por la capital, el Estado de México y Baja California.

Ojalá que nuestros adversarios no vayan a ir a provocar diciendo que no estamos respetando las medidas sanitarias, agregó López Obrador.