Repunte de casos en Surcorea muestra los peligros de reabrir

provocó alarma cuando millones de niños regresaban a las escuelas.

provocó alarma cuando millones de niños regresaban a las escuelas.

Corea del Sur ha registrado 269 muertes y 11.265 casos, tras contener un grave brote hace meses. Todos los casos nuevos, salvo cuatro, ocurrieron en la populosa región de Seúl, donde las autoridades trataban de detener los contagios asociados a clubes nocturnos, salas de karaoke y un almacén de comercio electrónico. Todos fueron reabiertos el mes pasado cuando las medidas de distanciamiento social se relajaron.

El principal experto en enfermedades infecciosas del país dijo que Corea del Sur podría necesitar volver a imponer restricciones de distanciamiento social porque cada vez es más difícil para los trabajadores de salud rastrear la propagación de COVID-19 en medio de un tiempo más cálido y medidas relajadas de distanciamiento social.

Haremos todo lo posible para rastrear contactos e implementar medidas preventivas, pero hay un límite para tales esfuerzos, dijo Jeong Eun-kyeong, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur. El número de personas o lugares que tenemos que rastrear está aumentando geométricamente, agregó.

Mientras tanto, India tuvo otro aumento récord el miércoles, con 6.387 casos nuevos, mientras el gobierno preparaba lineamientos para la siguiente fase tras dos meses de cuarentena nacional, que tiene previsto terminar el domingo.

El Ministerio neozelandés de Salud reportó el miércoles que no había pacientes de COVID-19 ingresados en hospitales. El país tomó medidas agresivas y tempranas para detener los contagios y sólo ha reportado 21 muertes. Tiene 21 casos activos, de los 1.504 entre confirmados y probables.

En todo el mundo, el virus ha infectado a casi 5,6 millones de personas y matado a más de 350.000, según un conteo de la Universidad Johns Hopkins. Europa ha registrado unas 170.000 muertes, mientras que Estados Unidos contabilizó más de 98.900 en menos de cuatro meses, más que los estadounidenses fallecidos en las guerras de Vietnam y Corea juntas.

Hay un amplio consenso sobre que la cifra real de muertos es significativamente más altas, ya que los expertos señalan que muchas víctimas murieron por el virus sin llegar a hacerse la prueba.

___

Kurtenbach informó desde Bangkok y Lawless desde Londres. Periodistas de Associated Press en todo el mundo contribuyeron a este despacho.