Renuncia fiscal federal designado por Trump para Texas

Un fiscal federal designado por el presidente Donald Trump para un distrito de Texas anunció su renuncia el martes, sin dar explicaciones sobre su decisión inesperada.

Un fiscal federal designado por el presidente Donald Trump para un distrito de Texas anunció su renuncia el martes, sin dar explicaciones sobre su decisión inesperada.

Joseph Brown, para el distrito este de Texas desde 2018, dejará su puesto el 31 de mayo, de acuerdo con un comunicado.

El comunicado no dice por qué renunció el fiscal de 50 años de edad y sólo dijo que buscará oportunidades en los sectores privado y público y que algunas de ellas se observarán en los próximos días. Tampoco dice quién será su reemplazante interino en la extensa jurisdicción, que abarca desde los suburbios de Dallas hasta Beaumont. Ni Brown ni una vocera respondieron a los pedidos de declaraciones.

Hace dos meses, la publicación de periodismo investigativo ProPublica informó que la oficina de Brown dedicó años a elaborar una acusación penal contra Walmart por sus prácticas al recetar opioides, pero el caso se vio frustrado cuando los abogados de la gran empresa minorista apelaron a altos funcionarios del Departamento de Justicia. El informe describe una lucha interna en torno a la posible acusación, que finalizó cuando altos funcionarios ordenaron a Brown que desistiera.

Walmart ha negado que empleados suyos hayan cometido delito alguno. Un portavoz del Departamento de Justicia se negó a hacer declaraciones.

En su declaración del martes, Brown aludió al éxito de su oficina al llevar a juicio a médicos que son surtidores de píldoras, uno de los cuales es mencionado por el reporte de ProPublica.

Debemos ganar la lucha contra el abuso de opioides para salvar a nuestro país, dijo. Pero para ser eficaces, debemos estar dispuestos a llevar a juicio a todos los aspectos de la gran red que introduce estas sustancias destructivas en nuestras poblaciones. Los actores tanto protagónicos como secundarios deben estar sujetos a la misma justicia bajo la ley.

Los fiscales federales son designados por el presidente y confirmados por el Senado. Pueden renunciar o ser destituidos durante un cambio de gobierno, pero algunos continúan en funciones bajo gobiernos sucesivos.

Antes de su designación, Brown había sido fiscal del condado de Grayson durante varios años.