Alemania dividido por alivio de normas a pesar de brotes

Un debate se desarrollaba el lunes entre el gobierno federal de Alemania y los gobernadores estatales por los planes de algunos líderes regionales de poner fin a una serie de restricciones relacionad...

Un debate se desarrollaba el lunes entre el gobierno federal de Alemania y los gobernadores estatales por los planes de algunos líderes regionales de poner fin a una serie de restricciones relacionadas con la pandemia a pesar de los nuevos casos en el país.

El país ha tenido una disminución continua en el número general de casos de COVID-19 gracias a las medidas impuestas hace 10 semanas.

Sin embargo, conforme las restricciones se han levantado gradualmente también ha habido un aumento de casos en Alemania vinculados a desolladeros, restaurantes, servicios religiosos, albergues para ancianos y para refugiados.

Las normas generales para el coronavirus están por expirar el 5 de junio y, el fin de semana, el gobernador del estado de Turingia, Bodo Ramelow, dijo que espera quitar el resto de las normas de cuarentena a nivel estatal el 6 de junio y atacar los brotes localmente.

En Alemania, los gobernadores son responsables de imponer y levantar las restricciones de cuarentena. Actualmente, todos los 16 estados tienen reglas debido al coronavirus, incluidos los requisitos de distanciamiento físico y el uso obligatorio de mascarillas en transporte público y tiendas. El plan de Turingia aumentará la presión para que otros estados relajen todavía más sus normas.

Steffen Seibert, vocero de la canciller Angela Merkel, dijo a la prensa que una reunión planeada para el lunes con el gabinete corona se canceló porque todavía no había acuerdos sobre el tema. Negó los reportes de que la cancelación se debió a la propuesta de Turingia.

Seibert dijo que Merkel quiere continuar valerosa y cuidadosamente con el alivio de restricciones, y destacó los brotes después de un servicio bautista en Fráncfort y en un restaurante en el noroeste del país como ejemplos de lo que puede suceder si no se apegan a las reglas.

Tras el anuncio de Ramelow, el estado vecino de Sajonia dijo el lunes que también se dirige a un cambio de paradigmas en las normas de la pandemia a partir del 6 de junio si las infecciones siguen bajas.

Funcionarios federales y estatales acordaron a principios de mes que las restricciones se volverían a imponer si había más de 50 nuevas infecciones a la semana por cada 100.000 habitantes en una ciudad o condado.