Hungría cierra frontera con Serbia a migrantes

El gobierno húngaro dijo el jueves que va a cerrar las zonas de tránsito en su frontera sur con Serbia donde se alojan son los solicitantes de asilo mientras se procesan sus pedidos.

El gobierno húngaro dijo el jueves que va a cerrar las zonas de tránsito en su frontera sur con Serbia donde se alojan son los solicitantes de asilo mientras se procesan sus pedidos.

El jefe de gabinete del primer ministro Viktor Orban dijo que se trasladará a unos 280 solicitantes de asilo a centros de recepción en el país.

Gergely Gulyas añadió que, en lo sucesivo, los que soliciten asilo en Hungría deberán hacerlo en las misiones diplomáticas húngaras.

La corte suprema de la Unión Europea falló la semana pasada que obligar a los solicitantes a permanecer en las zonas de tránsito equivalía a la detención y no podía prolongarse más de cuatro semanas.

Hungría instaló alambradas de púas en sus fronteras con Serbia y Croacia y luego un par de zonas de tránsito en la frontera con Serbia tras la crisis migratoria de 2015, cuando unas 400.000 personas pasaron por su territorio hacia Europa occidental.

Orban ha impuesto medidas estrictas contra la inmigración y reducido al mínimo el sistema de asilo.

Las zonas de tránsito, construidas con contenedores de transporte, han recibido abundantes críticas de grupos promotores de los derechos humanos, tanto del país como del exterior.

Éstos objetan, entre otras cosas, el pequeño número de migrantes autorizados a solicitar asilo, las condiciones carcelarias que imperan en las zonas de tránsito incluso para familias con niños, y la decisión frecuente de no brindar alimentos a los adultos que permanecen en las zonas de tránsito que han apelado el rechazo de sus solicitudes de asilo.