Suiza aumenta recursos a seguro de desempleo por coronavirus

El gobierno de Suiza decidió el miércoles inyectar poco más de 14.000 millones de francos (14.500 millones de dólares) a su sistema de seguro de desempleo, debido al alto número de solicitudes de...

El gobierno de Suiza decidió el miércoles inyectar poco más de 14.000 millones de francos (14.500 millones de dólares) a su sistema de seguro de desempleo, debido al alto número de solicitudes de asistencia de las compañías para los trabajadores a causa de la pandemia de coronavirus.

Estas cifras son históricas, dijo el ministro de Economía, Guy Parmalin, a la prensa en Berna, la capital. Desafortunadamente, hay que decirlo: 190.000 compañías han solicitado indemnizaciones y desempleo parcial para más de 1,9 millones de trabajadores, una cifra que representa 37% de la fuerza laboral del rico país alpino.

Según el funcionario, la tasa de desempleo en Suiza, que es baja en las comparativas internacionales, aumentó de 2,5% en marzo a 3,4%, y se prevé que rebase 4% el año entrante. El Consejo Federal, el órgano ejecutivo de Suiza, anunció planes para inyectar 14.200 millones de francos al sistema estatal de seguro de desempleo.

La crisis de coronavirus ha tenido "enormes repercusiones en el estado financiero de nuestro sistema de seguro de desempleo, declaró Parmelin, y agregó que la buena noticia es que las solicitudes de desempleo parcial se han estabilizado.

Parmelin afirmó que la crisis afectó de lleno a las compañías suizas y que las medidas estatales de asistencia fueron extremadamente caras, en referencia a los planes del gobierno de reducir gradualmente ese apoyo, lo que podría causar más dificultades a los negocios.

El Consejo Federal también anunció el miércoles nueva asistencia financiera y otras medidas a fin de ayudar a diversos sectores, entre ellos la prensa, guarderías infantiles, negocios de viajes y deportes profesionales.

El ministro de Salud y del Interior, Alain Berset, también adelantó la fecha para la reapertura de los servicios religiosos, que fueron suspendidos a finales de marzo durante el momento de mayor intensidad de la pandemia en el país. Los servicios religiosos, al igual que los matrimonios y funerales, podrán reanudarse el 28 de mayo, cuando inicialmente estaba previsto para el próximo mes.