Artistas albanos exigen reconstrucción de teatro demolido

Artistas albanos desafiaron el miércoles las restricciones por la pandemia del coronavirus y realizaron una nueva protesta pacífica por la demolición del Teatro Nacional capitalino, exigiendo al go...

Artistas albanos desafiaron el miércoles las restricciones por la pandemia del coronavirus y realizaron una nueva protesta pacífica por la demolición del Teatro Nacional capitalino, exigiendo al gobierno que lo reconstruya según los planos originales.

Los artistas de la Alianza para la Protección del Teatro, que habían presionado por la restauración del edificio como patrimonio cultural de la nación, describieron su destrucción como un acto terrorista.

Pese a una primera protesta el domingo, el edificio en el centro de Tirana fue demolido horas después de que la policía retiró a un grupo de artistas y funcionarios del partido de oposición. El gobierno quiere construir un teatro nuevo y moderno en su lugar.

¡Reconstruyamos el Teatro Nacional donde estaba y como estaba!, exhortaron los artistas en una petición el miércoles, mientras varios cientos de personas se manifestaban cerca del lugar donde se erigía el edificio de fines de la década de 1930 con diseño italiano.

La manifestación, como las del domingo y lunes pasado, también estuvo apoyada por funcionarios del partido opositor. En un comunicado, el opositor Partido Democrático de centro derecha llamó a los albanos a que no dejen sus vidas en manos de un régimen que ha hecho un pacto con el crimen.

Queremos justicia para esclarecer los ataques terroristas contra artistas, activistas, ciudadanos e intelectuales, dijo Robert Budina, un líder de la alianza.

El primer ministro centroizquierdista Edi Rama, un exalcalde de Tirana, dice que un nuevo teatro de 30 millones de euros (32,4 millones de dólares) diseñado por arquitectos daneses del Bjarke Ingels Group reemplazará al viejo.

No está claro cuándo comenzará la construcción. En un principio, una compañía local iba a construir y financiar el teatro a cambio de un terreno cercano para erigir unas torres. Pero el gobierno abandonó ese plan ante las protestas, y la construcción del nuevo teatro ahora será financiada por el ayuntamiento de Tirana.