'Al este del sol y al oeste de la luna', el mítico libro de leyendas nórdicas del danés Kay Nielsen

  • Reeditan la obra más extraordinaria de uno de los brillantes artistas de la edad de oro de la ilustración de cuentos fantásticos y narraciones infantiles.
  • Publicado por primera vez en 1914, el libro reúne una quincena de historias del folklore nórdico que Nielsen ilumina con una fantasía prodigiosa.
  • Trabajó para Disney en las secuencias más barrocas de 'Fantasía' y fue un celebrado artista, pero su estilo no se adaptó a los tiempos y murió en la ruina.
<p>Ilustración de Nielsen para el relato ´Las tres princesas de la Tierra Blanca´</p>
Ilustración de Nielsen para el relato ´Las tres princesas de la Tierra Blanca´
© Courtesy of TASCHEN

Todavía se le considera el mejor artista en trasladar a ilustraciones los cuentos de latente terror y nada inocente trama de los Hermanos Grimm o las historias circulares y mareantes de Las mil y una noches. Era abigarrado, manierista y capaz de ver de un modo que nos parece el único posible los ambientes de desventura, magia y valentía de las narraciones. Se llamaba Kay Nielsen, nació en Dinamarca, vivió entre 1886 y 1957, fue un ídolo de la edad de oro de la ilustración —los comienzos del siglo XX— pero murió arruinado y olvidado.

Junto con el inglés Arthur Rackham (1867-1939) y el franco-británico Edmund Dulac (1852-1953), Nielsen integró la santa trinidad de la ilustración de cuentos fantásticos y libros infantiles y, quizá tan importante como lo anterior, depuraron la excelencia técnica que permitió la impresión precisa de sus trabajos. El danés era quizá el más luminoso del trío y gozó de una gran fama cuando fue contratado como uno de los artistas estrella de la productora de Walt Disney, empresa para la que trabajó entre 1937 y 1941.

Lo más revolucionario de 'Fantasía'

Para los estudios de animación diseñó las dos secuencias más revolucionarias de Fantasía(1940): Ave María basado en música de Schubert y la diabólica Una noche en el Monte Pelado, inspirada en Músorgski, que a su vez se había basado en un cuento de Gogol sobre un aquelarre. Nielsen abordó las animaciones con un sentido estético que no era habitual en los productos dirigidos a niños mostrando la glorificación de las misas negras, la tragedia de los espíritus errantes y el poder del Mal.

Cayó en el ostracismo, dedicándose para vivir a encargos de bajo nivel Aunque colaboró en otros proyectos de Disney, entre ellos una temprana adaptación de La sirenita y versiones de los cuentos de Andersen, ninguna de las ideas fructificó y Nielsen regresó a Dinamarca desengañado y deprimido. En vísperas de la II Guerra Mundial su arte barroco y onírico no era precisamente lo que se llevaba y el artista cayó en el ostracismo, dedicándose para vivir a encargos de bajo nivel —la decoración de una escuela, los carteles publicitarios de algunos anunciantes, el fresco de una iglesia...—. Murió en 1957, a los 71 años, en la una casi absoluta ruina.

Una 'joya' de la literatura infántil

La obra cumbre de la dilatada bibliografía de Nielsen es Østenfor sol og vestenfor måne (Al este del sol y al oeste de la luna), un tomo ilustrado con leyendas del folklore noruego, que fue publicado originalmente en 1914. Inencontrable y agotado en sus muchas ediciones —el Proyecto Gutenberg tiene digitalizada una versión de uso libre de derechos en inglés—, el tomo es reeditado ahora como East of the Sun and West of the Moon [editorial Taschen, 168 páginas y un precio de 39,99 dólares].

Es el libro infantil por el que más se ha pagado en una subasta Esta "joya de la literatura infantil de comienzos del siglo XX", dicen los editores, es muy buscada entre los bibliófilos y en 2008 se colocó en cabeza de la lista de libros para niños mejor pagados en una subasta. La reimpresión, finamente trabajada, devuelve el detalle de las impresionantes láminas de Nielsen, basadas en una selección de quince relatos mitológicos y populares compendiada por los folcloristas Peter Christen Asbjørnsen y Jørgen Moe, a su "esplendor original", añaden. La reedición, coordinada por Noel Daniel, permite "entrar en un mundo de desventurados amantes, vientos mágicos, gigantes y trolls traviesos".

Nielsen trabajó también en escenografías y adaptaciones teatrales, pero dedicó el grueso de su obra a la ilustración infantil. En 1924 ilustró una versión de los cuentos de hadas de Hans Christian Andersen, un año más tarde publicó la versión de los relatos de los Grimm y en 1930 entregó a la imprenta Magia Roja, donde interpretó algunas de las legendarias historias de Las mil y una noches. Fue su último trabajo como ilustrador.