Alemania investiga la industria cárnica tras brotes de virus

El gobierno alemán acordó el miércoles prohibir la subcontratación y aumentar las multas por incumplir la legislación laboral en la industria cárnica el año que viene, tras una serie de brotes ...

El gobierno alemán acordó el miércoles prohibir la subcontratación y aumentar las multas por incumplir la legislación laboral en la industria cárnica el año que viene, tras una serie de brotes de coronavirus asociados a mataderos en las últimas semanas.

Los focos de COVID-19 entre trabajadores de mataderos en toda Alemania dejaron sobre la mesa las duras condiciones en el sector, muy dependiente de trabajadores inmigrantes del este de Europa.

El ministro de Trabajo, Hubertus Heil, afirmó que los problemas del sector eran estructurales y requerían una profunda reforma, señalando que en algunos establecimientos, hasta el 80% de los trabajadores estaban subcontratados a través de una o incluso dos empresas.

El gobierno tenía previsto entregar una propuesta de ley que obligaría a las empresas a contratar directamente a cualquier trabajador directamente implicado en el sacrificio de animales y procesamiento de carne a partir del 1 de enero de 2021, aunque habría excepciones para pequeños negocios artesanales.

Los ministros también acordaron multiplicar por dos la multa máxima actual de 15.000 euros (16.425 dólares) para las empresas que incumplieran las leyes laborales.

Muchos trabajadores en los mataderos industriales alemanes son inmigrantes de Rumanía y otros países más empobrecidos, que viven en residencias compartidas y son trasladados hasta sus centros de trabajo en abarrotados autobuses, lo que les expone a un riesgo mayor de infecciones.