El colectivo de piratas cibernéticos Anonymous cumplió su promesa y dio a conocer a través de internet la identidad y otros datos personales de cientos de miembros del grupo supremacista Ku Klux Klan (KKK).

Defendemos la libertad de pensamiento y de expresión Anonymous colocó en la red una cantidad de datos que incluye más de una veintena de sitios o páginas en redes sociales supuestamente afiliados al KKK y la información de cerca de 400 personas, incluyendo nombres, direcciones de correo electrónico, páginas de Facebook y los alias conocidos de los mismos.

"Consideramos esta liberación de datos como una forma de resistencia contra las tácticas de violencia e intimidación vertidas contra el público por varios miembros de grupos del Ku Klux Klan a lo largo de la historia", dijo el equipo de Operación KKK, de Anonymous, que ha estado al frente de la embestida contra el grupo supremacista.

En una primera revisión a la lista de nombres, no se detectaron políticos o funcionarios gubernamentales, aunque varios de los enlistados fueron identificados como policías jubilados.

Algunos de los nombres de la lista ya han sido identificados a través de los informes publicados con anterioridad.

La información sobre la lista no ha sido verificada por el Ku Klux Klan o cualquier otra autoridad independiente.

"Defendemos la libertad de pensamiento y de expresión", dijo Operación KKK. "Los anons responsables de esta operación no apoyamos actos de terrorismo y los actos de odio infligido a la opinión pública".

La lista se queda corta

Anonymous había anunciado que daría a conocer los nombres de hasta mil miembros del KKK. La lista liberada este jueves, se queda corta de esa promesa.

Sin embargo, Anonymous, defendió la liberación de los datos al sostener que estos eran firmes.

"Hemos eliminado varios nombres de nuestra lista para una mayor investigación. Preferimos tener una lista exacta más pequeña y con la que estemos cómodos", indicó el equipo Operación KKK, en un mensaje a través de la red social Twitter poco después de difundir la lista.

La animadversión entre Anonymous y el KKK se remonta a los disturbios del año pasado en la comunidad de Ferguson, Missouri.