España lanza propuesta para reducir emisiones de gas

El gobierno español presentó ante el Parlamento una propuesta que reduciría las emisiones de gases invernadero a un valor neto de cero para mediados de este siglo, acatando los lineamientos del Acu...

El gobierno español presentó ante el Parlamento una propuesta que reduciría las emisiones de gases invernadero a un valor neto de cero para mediados de este siglo, acatando los lineamientos del Acuerdo Climático de París.

La aprobación final podría demorar meses y la versión presentada por los miembros izquierdistas de la coalición de gobierno podría todavía ser modificada. Pero si es aprobada, aunque sea de manera similar, sería la primera vez que queda consagrada en ley el objetivo de España de convertirse en fuente neutra de gases para el año 2050.

El acuerdo forjado hace cinco años en París buscaba limitar el calentamiento planetario a no más de 2 grados centígrados (3,6 grados Fahrenheit), o incluso no más de 1,5 grados centígrados (2,7 Fahrenheit) para finales del siglo. Numerosos científicos han advertido que esas metas no se cumplirán ni de lejos a menos que la humanidad tome medidas drásticas e inmediatas para reducir las emisiones.

La propuesta española se asemeja a la meta de un Pacto Verde de la Unión Europea que busca reactivar el crecimiento económico tras los estragos causados por la pandemia del coronavirus. La ministra de ambiente y energía de España, Teresa Ribera, afirmó que la crisis sanitaria hace imperante la necesidad de modernizar la economía.

A fin de cumplir con la meta fijada, España primero tendrá que reducir 23% las emisiones registradas en 1990 para fin de la década actual. Además, tendría que reducir en 35% su consumo de energía comparado con el nivel actual, y usar sólo recursos renovales para generar toda su electricidad para mitad de este siglo.

Ello, según cálculos oficiales, requerirá una inversión de 200.000 millones de euros (219.000 millones de dólares) en la década próxima. El gobierno se ha comprometido a cubrir una cuarta parte de ese monto con fondos públicos.

Grupos ambientalistas aplaudieron la propuesta del gobierno, pero exigen medidas adicionales para reducir aun más las emisiones de carbono.