Aumentan casos de COVID-19 de India hasta Sudáfrica y México

Los casos de coronavirus están aumentando desde India hasta Sudáfrica y México, una clara indicación de que la pandemia está lejos de terminar, en momentos en que Rusia y Brasil ya se ubican detr...

Los casos de coronavirus están aumentando desde India hasta Sudáfrica y México, una clara indicación de que la pandemia está lejos de terminar, en momentos en que Rusia y Brasil ya se ubican detrás de Estados Unidos en cuanto a la mayor cantidad de infecciones reportadas.

El aumento de contagios se produce mientras en gran parte de Asia, Europa y decenas de sitios en Estados Unidos se han estado relajando los confinamientos para reanudar sus actividades económicas a medida que disminuyen las nuevas infecciones. Los trabajadores automotrices estadounidenses, los maestros franceses y los trabajadores de centros comerciales tailandeses se encuentran entre los cientos de miles de empleados que vuelven al trabajo con nuevas medidas de seguridad.

América Latina ha registrado más de 480.000 casos confirmados de coronavirus y alrededor de 31.000 muertos. El mayor número de casos se encuentra en Brasil, que el lunes se convirtió en el tercer país más afectado, con más de 250.000 casos de infección. Funcionarios médicos informaron que más del 85% de las camas de cuidados intensivos están ocupadas en los estados de Río de Janeiro y Sao Paulo.

Rusia reportó otro fuerte incremento en infecciones el martes y han surgido nuevos focos de infección en todo el país de aproximadamente 147 millones. El país registró casi 9.300 casos nuevos en las últimas 24 horas, con un total de 300.000 infecciones, casi la mitad de ellas en Moscú. Las autoridades dicen que más de 2.800 personas con COVID-19 han muerto en Rusia.

En la segunda ciudad más grande de Rusia, San Petersburgo, un foco importante de contagio, todos los entierros deben realizarse ahora con ataúdes cerrados como medida de precaución, independientemente de la causa de la muerte. Anteriormente, la medida se aplicaba solo a las muertes por COVID-19.

El número de casos de Rusia es solo superado por el de Estados Unidos, donde hay registradas 1,5 millones de infecciones y más de 90.000 muertes. El primer ministro ruso, Mikhail Mishustin, reanudó labores el martes después de contraer el coronavirus y de recuperarse.

En ífrica, los casos siguen aumentando: 54 naciones han confirmado casos, un total de 88.000 infecciones y 2.800 muertes, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de ífrica. Sudáfrica tiene el mayor número de casos, con más de 16.400 y casi 290 muertes.

Algunos países han visto cómo se han revertido los indicios alentadores: luego de una caída constante en las nuevas infecciones en abril en Irán, están aumentando en mayo.

En tanto, el presidente estadounidense Donald Trump dijo que ha estado tomando un medicamento usado principalmente contra el paludismo para protegerse del coronavirus, a pesar de que su propio gobierno ha advertido que sus efectos secundarios pueden ser letales.

Europa sigue adelante con la reactivación, al reabrir la Acrópolis en Atenas, las tiendas de alta costura en Italia, los museos en Bélgica, los campos de golf en Irlanda y cervecerías al aire libre en Baviera.

En India, con una población de 1.300 millones de personas, los casos han superado los 100.000 y los contagios crecen en los estados natales de los trabajadores migrantes que volvieron de las ciudades al perder el empleo durante la cuarentena nacional.

En la populosa Bangladesh, donde las autoridades reportaron el lunes un récord de 1.602 positivos, se veían miles de autos en las calles de la capital, Daca, pese a la cuarentena declarada hasta el 30 de mayo.

Las autoridades en Bangladesh han retirado algunas restricciones y permitido que las tiendas reabran antes del mayor feriado musulmán del año, el Eid al-Fitr, que se celebra a final de mes. El transporte público está suspendido, pero los miles de fábricas textiles del país están en marcha.

En Estados Unidos, más de 130.000 trabajadores de plantas automotrices volvieron el lunes a laborar por primera vez en casi dos meses, en uno de los pasos más importantes hasta ahora para reactivar la industria estadounidense.

Más de 4,8 millones de personas se han infectado del virus y más de 318.000 personas han muerto, según un conteo de la Universidad Johns Hopkins. Se cree que esas cifras están por debajo del alcance real de la pandemia debido a las pocas pruebas realizadas, las diferencias entre sistemas de conteo y la ocultación de datos por parte de algunos gobiernos.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud aceptó lanzar una investigación independiente sobre su respuesta al coronavirus.

La pesquisa se realizará en el primer momento apropiado, dijo su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus.