ONU: Suben víctimas civiles de talibanes y fuerzas afganas

Naciones Unidas pidió el martes una reducción inmediata de la violencia en Afganistán, advirtió de un incremento en las muertes de civiles a manos de talibanes y de las fuerzas de seguridad locale...

Naciones Unidas pidió el martes una reducción inmediata de la violencia en Afganistán, advirtió de un incremento en las muertes de civiles a manos de talibanes y de las fuerzas de seguridad locales, y mostró su preocupación por el aumento de los ataques y la brutalidad del grupo extremista Estado Islámico.

Ningún grupo se atribuyó el horrible atentado de la semana pasada contra una maternidad de la capital afgana, aunque Estados Unidos dice que tiene todas las características de los perpetrados por la filial de EI, al atacar a la minoría chií del país en un vecindario que los insurgentes de la milita radical ya habían golpeado en el pasado.

Los talibanes negaron su implicación en el atentado, que mató a 24 personas, incluyendo dos bebés y varias madres.

El reporte de la ONU culpó a los talibanes de la muerte de 208 civiles en el último mes y apuntó que las operaciones de las fuerzas afganas mataron a 172 civiles en abril. Los civiles suelen verse atrapados en el fuego cruzado de los combates y las fuerzas afganas dicen que atacan a lo radicales, no a la población de a pie, en operaciones contra la insurgencia.

Las partes se han comprometido a encontrar una solución pacífica y deben proteger las vidas de todos los afganos y no poner en peligro la esperanza de la población para poner fin a la guerra, dijo Deborah Lyons, representante especial de la ONU para Afganistán.

Las negociaciones intraafganas tienen que comenzar lo antes posible, agregó.

El pedido de la ONU para el final de la violencia coincide con el inicio de otra ronda de conversaciones entre el enviado especial de paz de Washington, Zalmay Khalilzad, y los talibanes para presionar al grupo para que comience a hablar con el recién reconciliado liderazgo político afgano en Kabul e implemente una reducción inmediata de la violencia, dijo el Departamento de Estado de Estados Unidos.

Khalilzad, quien es el arquitecto del acuerdo entre Washington y los talibanes firmado en febrero, ha estado intentando salvar el pacto e iniciar las negociaciones intraafganas entre los insurgentes y el gobierno.

El acuerdo para compartir el poder que firmaron el domingo el presidente, Ashraf Ghani, y su rival, Abdullah Abdullah, terminó con meses de disputas y aumentó las expectativas de que pueda comenzar la próxima ronda de contactos contemplada en el pacto de paz entre Estados Unidos y talibanes, que incluye negociaciones entre los líderes de ambos bandos.

Los talibanes han dicho que el alto el fuego permanente estará en la agenda, pero criticaron las repetidas demoras en la prometida liberación de prisioneros, que debe completarse antes de que se inicien las negociaciones.

___

Gannon informó desde Islamabad, Pakistán.