Estatua de Ibrahimovic se queda en Malmo pese a vandalismo

La estatua de Zlatan Ibrahimovic, que ha sido vandalizada en múltiples ocasiones, se mantendrá en Malmo.

La estatua de Zlatan Ibrahimovic, que ha sido vandalizada en múltiples ocasiones, se mantendrá en Malmo.

Resta por ver el sitio preciso.

Los miembros del consejo municipal de la ciudad sueca se reunió el lunes para debatir propuestas de sus residentes sobre si la estatua del astro del fútbol debería ser removida de su actual ubicación afuera del estadio.

La estatua de bronce, de 500 kilogramos (1.100 libras), ha sido dañada en varias ocasiones desde que Ibrahimovic se convirtió en dueño minoritario del Hammarby, club con sede en Estocolmo y rival del Malmo.

El más reciente acto de vandalismo fue el serrucharle los tobillos, provocando que fuera removida a inicios de enero para reparaciones y dejarla guardada en una ubicación secreta.

La escultura se queda en Malmo", dijo Frida Trollmyr, la vicealcaldesa a cargo de cultura y deportes de la ciudad. Zlatan Ibrahimovic es un hijo de Malmo y aquí es donde debe estar".

Trollmyr señalo que se iniciará un proceso para determinar el sitio específico donde se instalará la estatua. La decisión final se tomará en junio.

Entre las 29 propuestas de ciudadanos de Malmo se destaca una, que recibió el respaldo de 250 personas, que sugiere que la estatua sea trasladada al Tele2 Arena, el estadio del Hammarby en Estocolmo.

Otra, con el respaldo de una solicitud que recibió 8.700 firmas, clama que la estatua sea removida del estadio de Malmo porque tener al dueño de un club rival ahí es una provocación y un disparate".

Ibrahimovic, uno de los jugadores más importantes en la historia del fútbol sueco, milita actualmente en el Milan. Estuvo entrenándose con el Hammarby durante la crisis de la pandemia del coronavirus y la Serie A suspendida.

Creada por el escultor Peter Linde, la estatua mide tres metros de alto (nueve pies y 10 pulgadas), y muestra al futbolista de pie, con el torso desnudo y los brazos abiertos. Fue develada en octubre con bombo y platillos frente al estadio de Malmo.

Su elaboración costó medio millón de coronas (50.000 dólares). Los costos de mantenimiento corren a cargo del ayuntamiento.