Suspenso en la tele: temporada de otoño peligra por virus

La primera nueva temporada televisiva en la era del coronavirus enfrenta un comienzo comprensiblemente delicado que viene con un descargo de responsabilidad: las series de comedia y drama anunciadas p...

La primera nueva temporada televisiva en la era del coronavirus enfrenta un comienzo comprensiblemente delicado que viene con un descargo de responsabilidad: las series de comedia y drama anunciadas para el otoño boreal de 2020 y más allá se transmitirán... si llegan a producirse.

Los estudios, sindicatos y gremios se están reuniendo para encontrar la manera de aliviar un cierre de producción casi total, en medio de los esfuerzos de la nación para frenar la pandemia. Mientras los servicios de streaming van estrenando series a lo largo del año, las televisoras todavía dependen fuertemente de un septiembre lleno de fanfarria y programas de alto perfil.

Cómo eso sucederá es un misterio que sólo un guionista masoquista podría concebir.

Gabrielle Union, quien produce y protagoniza con Jessica Alba L.A.™s Finest para el canal de cable Spectrum, está entre los que esperan guía sobre cómo volver de manera segura al trabajo. El drama policial combina secuencias de acción y balaceras con escenas más íntimas, una muestra de los retos entre el distanciamiento social y las exigencias de la historia.

Cuando a todos nos den luz verde para volver, tendremos que ser flexibles y abiertos a esta nueva normalidad, sea como sea que luzca, dijo Union.

Apenas cuatro meses antes de que la ceremonia de los premios Emmy del 20 de septiembre inaugure la tradicional temporada de cadenas que incluyen a ABC, CBS, Fox y NBC, la incertidumbre en torno al COVID-19 es desalentadora. Incluso servicios bien abastecidos como Netflix o el canal de cable HBO, que tienen a mano nuevas series completamente producidas, deben mantenerse atentos a una interrupción prolongada.

Neal Baer, médico, guionista y productor de TV (ER, Designated Survivor), tuvo una respuesta sucinta cuando se le preguntó si comenzaría una producción dadas las interrogantes sobre la enfermedad, incluyendo si los anticuerpos del coronavirus pueden conferir inmunidad.

De ninguna manera, dijo Baer. No voy a poner a la gente en riesgo potencial.

Mientras la Alianza de Productores de Cine y Televisión encabeza un amplio esfuerzo de la industria con funcionarios de la salud y el gobierno para crear protocolos de seguridad, también hay lo que un ejecutivo llamó grupos de reflexión improvisados buscando soluciones.

Algunos tienen abogados y médicos involucrados. Yo asisto a un grupo semanal que reunió un director de cinematografía, y seguimos sumando gente que dirige compañías productoras, estudios de grabación, dijo Matt Birch, copresidente de producción física para la agencia de talento multinacional APA.

Los supervisores y productores de efectos visuales están muy solicitados, dijo Birch, pues se requiere crear lo que no se puede filmar. Entre los pasos que los miembros de la industria dicen que se están considerando: hacer escenas con menos actores y agendas de producción más cortas, así como más proyectos animados.

Un tema crítico es el seguro que cubre pérdidas por retrasos de producción o sobrecosto, dijo Carolyn Hunt, una abogada de entretenimiento en Los íngeles que maneja acuerdos financieros de cine y TV. Indicó que virtualmente todas las pólizas están excluyendo coberturas relacionadas con el COVID-19.

Eso complica mucho las cosas, así que mucha gente está esperando para ver qué pasa con eso, dijo Hunt.

Entretanto, las cadenas están improvisando calendarios y, al mejor estilo de Hollywood, esperando un final feliz.

Cuando Fox anunció su calendario de otoño, incluyó una retransmisión de la primera temporada de L.A.™s Finest, junto con dos series que la cadena originalmente planeaba estrenar en la primavera: Filthy Rich con Kim Cattrall y el thriller tecnológico neXt con John Slattery.

La razón por la que el trío de programas recibió un puesto en la codiciada agenda de otoño: estaban completamente listos.

Lo mismo sucedió con varios próximos estrenos de CW incluyendo Swamp Thing, cancelada tras una temporada por streamin, e importaciones de Gran Bretaña y Canadá. Pero esas son apenas reservas provisorias para CW, que anunció que está moviendo el inicio de la nueva temporada a enero de 2021, rápidamente apodada el nuevo otoño.

ABC y NBC no han revelado sus planes y CBS dijo que un puñado de series nuevas se unirá a veteranas como NCIS, pero aún no ha publicado fechas. En un año normal, las cadenas ya habrían dado a conocer sus estrenos de otoño en elaboradas presentaciones ante anunciantes en el Carnegie Hall y otros recintos de Nueva York.

Los estudios que hacen las series de CW tienen como meta comenzar en septiembre la producción de los programas que se estrenarían en enero, dijo el presidente y director ejecutivo de la cadena, Mark Pedowitz. Cuando le preguntaron si el calendario era realista, su respuesta fue: Tan realista como cualquier otra cosa en este momento.

El magnate del cine y la TV Tyler Perry podría mostrar el camino. Su estudio en Georgia, uno de los estados que están suavizando las restricciones por el coronavirus, planea reabrir en julio para producir dos series para BET. Sus medidas de prevención incluirán pruebas y aislamiento en el estudio de Atlanta para el elenco y equipo.

Existen otras opciones, aunque muy lejos. Islandia planea aliviar las restricciones de viajes a mediados de junio y está preparando lineamientos para las grabaciones, dijo el productor Leifur Dagfinnsson, cuyos créditos incluyen dos películas de Star Wars y las series Sense8 y His Dark Materials. El país ofrece sus dramáticos paisajes, estudios en Londres, a tres horas en avión de Reikiavik, y un énfasis en las pruebas de coronavirus.

También existen alternativas a las series tradicionales súper producidas. CBS transmitió un episodio hecho en distanciamiento social de su drama All Rise usando tecnología digital, y los anfitriones de los programas nocturnos de tertulia están recibiendo elogios por transmitir desde sus casas con sus familias como apoyo.

Ese no es el futuro que vislumbra Laura Kennedy, directora ejecutiva de Avalon, compañía de producción británica-estadounidense detrás de Last Week Tonight with John Oliver de HBO y la comedia Breeders de FX.

Realmente es una industria que clama un esfuerzo de equipo y reacción personal, incluyendo de las salas de guionistas donde la gente se retroalimenta, dijo Kennedy.

Un regreso seguro al trabajo es algo emocionante que esperar, dijo la actriz de This Is Us Mandy Moore. Ella y otros miembros del elenco del drama de NBC se reconectaron recientemente vía Zoom mientras aguardan información sobre cuándo podrá comenzar la producción de la quinta temporada.

Es una oportunidad única en la vida ser parte de esta serie y realizar una labor de la que todos nos sentimos tan orgullosos, pero también entendemos que hay problemas más grandes en el mundo, dijo Moore.

___

La periodista de AP Alicia Rancilio, en Nueva York, contribuyó a este despacho.

___

Lynn Elber está en Twitter como http://twitter.com/lynnelber.