LO ÚLTIMO: Trump vaticina un rápido regreso a la normalidad

eunidos en las oficinas presidenciales el domingo para apoyar su intento de abrir la economía incluso cuando la pandemia del coronavirus se extiende por Brasil.

eunidos en las oficinas presidenciales el domingo para apoyar su intento de abrir la economía incluso cuando la pandemia del coronavirus se extiende por Brasil.

Manifestantes en Brasilia y Sao Paulo desafiaron las órdenes locales de quedarse en casa para unirse a los eventos en favor de Bolsonaro en un momento en que el presidente enfrenta cada vez más presión por la forma en que ha manejado la pandemia, la cual ha dejado más de 15.000 brasileños muertos.

Esperamos pronto estar libres de este asunto, por el bien de todos nosotros, dijo Bolsonaro a los reunidos en Brasilia. Brasil regresará más fuerte.

Posteriormente el mandatario invitó a un grupo de unos 20 paracaidistas, que participaban en la protesta, a unirse a él en el pórtico de la oficina presidencial. Los hombres, con pantalones estilo camuflaje, camisetas negras de Bolsonaro y boinas rojas, juraron lealtad al presidente y su familia, extendiendo sus brazos derechos, antes de que algunos lo acompañaran haciendo lagartijas.

Los partidarios de Bolsonaro se han reunido a diario en la residencia presidencial, y los fines de semana llega más gente.

Algunos despliegan letreros que denuncian al Congreso y al Supremo Tribunal Federal, por considerar que forman parte de un complot para arruinar la presidencia de Bolsonaro.

___

Las dos principales ciudades de España siguen básicamente paralizadas aunque la mayor parte del país está paulatinamente levantando las restricciones impuestas a raíz de la crisis del coronavirus.

Madrid y Barcelona han recibido instrucciones de esperar un poco de parte de las autoridades de salud centrales, debido a que han sido las ciudades más afectadas por la enfermedad y necesitan mejorar su capacidad para monitorear nuevos casos.

Ello ha llevado a quejas del líderes regionales de Madrid y protestas de unas pocas personas en las zonas acaudaladas de la capital y de otras ciudades como Salamanca y Zaragoza.

___

Los ancianos en Turquía han recibido permiso para salir de sus viviendas por segunda vez, mientras las autoridades del país paulatinamente levantan algunas de las restricciones impuestas a raíz de la crisis del coronavirus.

Los mayores de 65 años - el grupo más vulnerable al COVID-19 - podrá salir por seis horas máximo los domingos, pero no los demás días. Deberán hacerlo sólo usando mascarillas y practicando el distanciamiento social.

Turquía ha impuesto encierres parciales, con órdenes de confinamiento a todos los mayores de 65 años y a los menores de 20. Las medidas para la gente de avanzada edad rigen a partir del 21 de marzo y fueron relajadas por primera vez el domingo pasado.