Casas de culto reportan fuerte alza de audiencias en línea

Desde el Vaticano hasta las mezquitas, los templos evangélicos y las pequeñas parroquias de pueblo, muchos lugares de culto cerrados por la pandemia han recurrido a internet para transmitir sus serv...

Desde el Vaticano hasta las mezquitas, los templos evangélicos y las pequeñas parroquias de pueblo, muchos lugares de culto cerrados por la pandemia han recurrido a internet para transmitir sus servicios religiosos a una audiencia global.

Muchos creyentes necesitados de ayuda espiritual y conexiones con otros han adoptado el cambio.

Durante una reciente tarde lluviosa de marzo en la Plaza de San Pedro, el papa Francisco dio su bendición especial, pidiéndole ayuda a Dios contra la pandemia de coronavirus.

La enorme plaza en Ciudad del Vaticano normalmente estaría llena de fieles, pero no había nadie sobre los adoquines brillantes cuando el pontífice le imploró a Dios: no nos dejes a merced de la tormenta. Sin embargo, millones lo vieron por televisión y en línea.

Un portavoz del Vaticano dijo que la audiencia del papa Francisco en línea ha crecido significativamente.

En el Muro de los Lamentos de Jerusalén, las tradicionales multitudes de fieles desaparecieron del lugar más sagrado de los judíos, pero ahora las oraciones se realizan en línea.

Las tres oraciones judías diarias se transmiten en varias plataformas, obteniendo millones de visitas de todo el mundo, según Yohanna Bisraor, una portavoz de la Fundación del Patrimonio del también llamado Muro de las Lamentaciones, que administra el sitio.

La mayoría de las sinagogas en Israel son ortodoxas y generalmente no permiten la transmisión en vivo en el día de reposo judío, cuando está prohibido encender dispositivos electrónicos. Sin embargo, cada vez más congregaciones liberales han adoptado la oración en línea.

La mezquita Al-Aqsa de Jerusalén, el tercer sitio más sagrado del Islam, ha estado transmitiendo oraciones durante todo el mes sagrado del Ramadán, que se extiende hasta la próxima semana.

En tiempos normales, ves a cientos y miles de personas orando detrás de ti y puedes sentir cuando dicen ˜Amén™, dijo el jeque Youssef Abu Sneineh, el imán de la mezquita.

Un líder islámico en Texas dice que la audiencia de sus videos de YouTube se disparó en las últimas seis semanas.

Uno de los santuarios hindúes más venerados de India también transmite sus servicios en vivo.