Guatemala: tres deportados de EEUU dan positivo a COVID-19

La cancillería guatemalteca informó el viernes que tres guatemaltecos que fueron deportados esta semana desde Estados Unidos dieron positivo al nuevo coronavirus tras realizarse exámenes a su llega...

La cancillería guatemalteca informó el viernes que tres guatemaltecos que fueron deportados esta semana desde Estados Unidos dieron positivo al nuevo coronavirus tras realizarse exámenes a su llegada al país.

En el vuelo del 13 de mayo habían arribado 65 guatemaltecos mayores de edad, 63 hombres y dos mujeres.

Esta es la primera vez que la cancillería reconoce los contagios antes de que se hagan públicos.

En un comunicado de prensa la cancillería dijo que tras detectarse los contagios, se solicitó al MSPS (Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social) para que, en conjunto con el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), se revisen los protocolos actuales y defina la necesidad de tomar nuevas medidas.

La cancillería también anunció la cancelación de un vuelo previsto para el viernes con más migrantes debido a las restricciones anunciadas la noche del jueves por el presidente Alejandro Giammattei, quien estableció un toque de queda de 24 horas durante tres días luego de que se triplicara el número de contagios en el país.

Guatemala ha suspendido cuatro veces la llegada de vuelos con migrantes deportados desde Estados Unidos debido a los casos positivos detectados.

El 26 de marzo en un avión procedente Mesa, Arizona, con 41 personas a bordo "por lo menos el 50% del vuelo dio positivo, informó entonces el ministro de Salud, Hugo Monroy.

The Associated Press reveló que de un vuelo que llegó el 13 de abril con 76 migrantes desde Alexandría, Luisiana, por lo menos 44 estaban contagiados. Posteriormente el Ministerio de Salud dijo que 71 eran positivos.

Guatemala ha solicitado que como máximo 72 horas antes de ser deportados las autoridades estadounidenses les realicen exámenes a los migrantes para determinar que no estén contagiados. Documentos a los que tuvo acceso la AP revelaron que los exámenes se estaban realizando hasta una semana antes de la deportación.

Hasta el viernes el país centroamericano registraba 1.487 casos y más de 30 muertos.