Grupo judío pide cancelación de evento pro-nazi

Un importante grupo judío de derechos humanos pidió a las autoridades de Bosnia prohibir un acto religioso en memoria de croatas que apoyaron a los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Un importante grupo judío de derechos humanos pidió a las autoridades de Bosnia prohibir un acto religioso en memoria de croatas que apoyaron a los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

La controversial congregación de ultraderechistas se ha realiza anualmente en Bleiburg, una localidad en el sur de Austria, pero tuvo que ser trasladada a Sarajevo y la capital croata, Zagreb, para el sábado próximo debido a las restricciones de viajes y reuniones públicas por la pandemia de coronavirus.

Homenajear al estado genocida de Ustasha (NDH) no es solamente un insulto para sus víctimas y familiares de éstas, sino también para todos quienes se oponen a los crímenes cometidos por el Ustasha, dijo el Centro Simon Wiesenthal en una declaración emitida el jueves, en referencia al régimen croata que apoyó a los nazis en la Segunda Guerra Mundial.

Decenas de miles de judíos, serbios, gitanos y croatas antifascistas murieron en los campos de exterminio del Utasha. La masacre de croatas pro-nazis en Bleiburg al final de la guerra es vista por historiadores como una venganza de los victoriosos guerrilleros comunistas.

Para los nacionalistas croatas, el evento anual simboliza su sufrimiento bajo el régimen comunista en Yugoslavia antes de su independencia en los años de 1990.

La ceremonia conmemorativa central en Sarajevo será oficiada por el arzobispo Vinko Puljic, el clérigo de mayor rango de la iglesia católica en Bosnia. Un evento paralelo se realizará en la capital croata.