Enfrentamientos armados en Sudán dejan 26 muertos

Enfrentamientos armados en Sudán causaron la muerte de más de una veintena de personas, incluyendo paramilitares, en un período de 48 horas, dijeron el miércoles las autoridades. Es el tercer brot...

Enfrentamientos armados en Sudán causaron la muerte de más de una veintena de personas, incluyendo paramilitares, en un período de 48 horas, dijeron el miércoles las autoridades. Es el tercer brote de violencia este mes que pudiera descarrilar la transición del país a la democracia.

Los choques en la provincia de Kordofán del Sur representan un reto significativo para los esfuerzos del gobierno de transición para poner fin a décadas de rebelión en algunas áreas del país. Sudán está en un frágil sendero hacia la democracia luego que una revuelta popular llevó a las fuerzas armadas a derrocar al presidente autocrático Omar al-Bashir en abril del año pasado.

Los combates estallaron esta semana entre residentes armados en un mercado en la ciudad de Kadugli, la capital provincia de Kordofán del Sur, dijo el subjefe del estado mayor de las fuerzas armadas, Abdalla al-Bashir. Indicó que 26 personas murieron en dos días.

Al-Bashir dijo que la disputa fue por una venta de armas y escaló en el mercado y algunas aldeas del área de Kadugli. La ciudad está ubicada 715 kilómetros (444 millas) al sur de Jartum, la capital. Las autoridades impusieron un toque de queda de tres días para estabilizar la situación, dijo.

El brigadier Gamal Ammer, portavoz de las Fuerzas de Apoyo Rápido, dijo que al menos nueve soldados murieron y que otras 26 personas, entre ellas 10 civiles, fueron heridas en los choques, que estallaron el lunes por la noche. No precisó quiénes fueron los otros 16 heridos.

Ammer dijo que las FAR, un grupo paramilitar, no participaron en los choques, pero no explicó cómo murieron y resultaron heridos los soldados. La fuerza surgió de las notorias milicias yanyauid, implicadas en el conflicto en Darfur, y es ahora parte de las fuerzas armadas.

Abdalla al-Bashir, que estaba en Kadugli el miércoles, dijo que la violencia no fue resultado de choques tribales, sino de una disputa entre individuos que data de abril, cuando forajidos se robaron ganado en una aldea al sur de la ciudad. No dio más detalles. Dijo que se inició una investigación y que aquellos involucrados serán enjuiciados.