Turquía relaja medidas por pandemia; niños ya pueden salir

Los parques en Turquía se llenaron el miércoles con el sonido de los niños luego de que el gobierno permitió que los menores de 14 años o menos salieran de casa por primera vez en 40 días.

Los parques en Turquía se llenaron el miércoles con el sonido de los niños luego de que el gobierno permitió que los menores de 14 años o menos salieran de casa por primera vez en 40 días.

A medida que el gobierno sigue relajando algunas de las restricciones impuestas para frenar la pandemia de coronavirus, los más jóvenes del país podrán salir cuatro horas al día entre las 11 a.m. y las 3 p.m. Las personas en el grupo de 15 a 20 años podrán salir unas pocas horas al día a partir del viernes.

En Ankara, la capital, niños que usaban mascarillas se turnaban en los toboganes y columpios del parque Kugulu. Una calle adyacente estaba llena de peatones y la policía instaba al público a acatar las prácticas de distanciamiento social.

El clima es hermoso. Esta fue una gran oportunidad porque estábamos muy aburridos en casa, dijo Zeyda Ozdemir, quien llevó al parque a su hija de 8 años, Zeynep.

Sin embargo, agregó que se sentía un poco incómoda porque el parque estaba más lleno de lo que esperaba.

En una calle del vecindario Birlik Mahallesi de la ciudad, un altavoz en la parte superior del minarete de una mezquita cercana pedía a la gente que no se dejara engañar por la llegada de la primavera y el clima agradable.

El peligro de infección aún no ha terminado, alertaba el anuncio.

El gobierno estableció un plan de normalización a medida que disminuía el número de casos de coronavirus, pero advirtió que impondría medidas más estrictas si el ritmo de infecciones aumentaba nuevamente.

El domingo pasado, las adultos mayores pudieron salir brevemente por primera vez en siete semanas. Los centros comerciales, peluquerías y salones de belleza reabrieron el lunes.

Turquía tiene registrados más de 140.000 casos del virus y casi 4.000 muertes atribuidas a COVID-19, según un recuento al miércoles de la Universidad John Hopkins, pero es probable que el número real sea mucho mayor porque muchas personas no se han realizado la prueba y los estudios indican que las personas pueden infectarse sin mostrar síntomas.