Líbano restablece cuarentena tras repunte en casos COVID-19

Los libaneses acudieron rápidamente a las tiendas el miércoles para abastecerse de alimentos y artículos básicos, horas antes de que el gobierno restableciera una cuarentena nacional de cuatro dí...

Los libaneses acudieron rápidamente a las tiendas el miércoles para abastecerse de alimentos y artículos básicos, horas antes de que el gobierno restableciera una cuarentena nacional de cuatro días en vista de un repunte en los casos de coronavirus.

El gobierno pidió a la gente quedarse en casa, comenzando el miércoles por la noche y hasta el amanecer del lunes, revocando las medidas a principios de este mes que eliminaron gradualmente las restricciones impuestas desde mediados de marzo.

La nueva orden de confinamiento se produce mientras muchos países, que buscan equilibrar las necesidades de reactivación económica y de atención médica, han comenzado a aliviar las restricciones a pesar de las preocupaciones sobre una segunda ola de contagios.

Los restaurantes cerrarán después de que abrieron parcialmente hace 10 días y se suspenderá por completo el reparto de alimentos. El principal clérigo musulmán suní del país anunció que las oraciones de los viernes en las mezquitas también se suspenderán, apenas una semana después de que se les permitiera reanudar a capacidad limitada.

La crisis de salud pública llega en un período particularmente turbulento para Líbano. El país se enfrenta a una crisis económica y financiera sin precedentes. Su moneda ha perdido el 60% de su valor en pocas semanas.

Por su parte, Arabia Saudí anunció el miércoles que adoptará una cuarentena total durante los días de celebración que siguen al final del mes sagrado de ayuno musulmán, el Ramadán.

El Ministerio del Interior explicó que el confinamiento estará en vigor entre el 23 al 27 de mayo.

Esos días marcan el inicio del Eid al-Fitr, los festejos posteriores al final del Ramadán, en los que es habitual que las familias inviten a sus seres queridos para comer y salgan a comer y a beber durante el día.

Por otra parte, Emiratos írabes Unidos, una federación de siete reinos gobernados por jeques, ofrecerá pruebas gratuitas de detección del coronavirus a todos los ciudadanos a partir de la próxima semana.

Los extranjeros en el país con síntomas de COVID-19, la enfermedad causada por el virus, las embarazadas, los mayores de 50 años y aquellos en contacto con personas infectadas, están entre los que se pueden someter al test de forma gratuita.

Las playas privadas de los hoteles comenzarán a reabrir sus puertas en Dubái, a pesar de que el número de casos confirmados y decesos sigue aumentando.