Sebastian Vettel abandonará Ferrari al final de 2020

Sebastian Vettel podría marcharse de Ferrari sin haber ganado el título de Fórmula Uno que la orgullosa escudería italiana tanto ansía.

Sebastian Vettel podría marcharse de Ferrari sin haber ganado el título de Fórmula Uno que la orgullosa escudería italiana tanto ansía.

El piloto alemán, que atesora cuatro títulos de campeón del mundo, abandonará el equipo a finales de año de mutuo acuerdo. Pero la temporada actual está todavía en el aire por la pandemia del coronavirus, y las 10 primeras carreras del calendario fueron demoradas o canceladas.

Vettel, de 32 años, llegó a Ferrari en 2015 para reemplazar al español Fernando Alonso pero no ha sido capaz de ampliar el palmarés que cosechó en su etapa en Red Bull, entre 2010 y 2013.

Los expertos esperaban que batiese el récord de siete cetros mundiales establecido por su compatriota Michael Schumacher. El piloto con más posibilidades para lograrlo ahora es el británico Lewis Hamilton, que tiene seis.

El ascenso de Hamilton con Mercedes ha coincidido con el declive gradual de Vettel en Ferrari.

De sus 53 victorias en grandes premios, apenas 14 fueron al volante de un Ferrari, incluyendo una la temporada pasada.

Para obtener los mejores resultados posibles en este deporte, es vital que todas las partes trabajen en perfecta armonía", dijo Vettel el martes. El equipo y yo nos hemos dado cuenta de que ya no existe un deseo común de seguir juntos.

Vettel tiene un contrato de 40 millones de dólares por temporada, pero afirmó que la parte económica no influyó en la decisión.

Esa no es mi forma de pensar cuando se trata de tomar ciertas decisiones", añadió.

Vettel tuvo muchas oportunidades de ganar el primer título de Ferrari desde el conquistado por el finlandés Kimi Raikkonen en 2007. El ultimo título de constructores de la escudería fue en 2006.

Vettel lideró el campeonato hasta mitad de temporada en 2017 y 2018, pero una serie de errores torpes, impropios de un piloto con su vasta experiencia, resultaron costosos.

En el GP de Singapur en 2017, Vettel largó en la pole y cerró el paso al Red Bull de Max Verstappen, provocando una colisión múltiple que Hamilton esquivó para llevarse la victoria y apoderarse del liderato del campeonato.

En el GP de Alemania en 2018, Vettel parecía encaminado al triunfo en Hockenheim. Con una cómoda ventaja y Hamilton rezagado, Vettel maniobró mal al tomar una curva de rutina y se estrelló contras las barreras, permitiendo otra victoria de Hamilton y enfilarse al título.

El año pasado, la presión pareció abrumar a Vettel. Furioso que le quitaran la victoria en el GP de Canadá por una penalización de tiempo, el alemán se apoderó del cartel de número 1 y lo instaló frente a su monoplaza, mientras colocaba el número 2 frente al Mercedes de Hamilton.

Un nuevo episodio divertido se produjo en el GP de Italia en Monza.

Nuevamente sin encontrarse asediado, Vettel hizo un trompo ” como le había en Bahréin al inicio de la temporada. De manera imprudente, trató de volver a la pista y por poco chocó con Lance Stroll, quien conducía su Racing Point.

Vettel tampoco se benefició por las instrucciones erráticas de su equipo, aunque su victoria el año pasado en Singapur obedeció a una orden de Ferrari para quedar por delante de su compañero Charles Leclerc.

El meteórico ascenso de Leclerc en Ferrari fue difícil de asimilar para Vettel el año pasado. Pese a que disputaba su primera temporada con Ferrari, y apenas su segunda en la F1, Leclerc ganó más carreras que Vettel e inclusó aventajó 7-5 a Hamilton en la estadística de poles.

Todo ello generó tensión en el seno de Ferrari, con el punto de ebullición en noviembre cuando los pilotos se chocaron mutuamente en el GP de Brasil. Ambos monoplazas quedaron fuera de la carrera.ce.

Vettel acabó en un distante quinto puesto en la clasificación de la temporada, superado por Leclerc y Verstappen, quien quedó tercero detrás de la dupla de Mercedes conformada por Valtteri Bottas y Hamilton.

Leclerc tuiteó una foto en la que sale junto a Vettel durante una celebración del equipo.

Ha sido un enorme honor ser tu compañero. Hemos tenido algunos momentos tensos en las pistas", escribió Leclerc. Algunos muy buenos y otros que no fueron como ambos hubiéramos deseado, pero siempre tuvimos respeto.

Leclerc, 10 años más joven que Vettel, fue visto como el futuro de la escudería italiana. Firmó un contrato que lo ata hasta 2024.

No fue una decisión fácil de tomar, dado la calidad de Sebastian como piloto y persona", dijo el director de Ferrari Mattia Binotto. Nada en particular propició esta decisión, salvo la convicción mutua y amistosa de que había llegado el momento de buscar otros senderos.

¿QUIÉN REEMPLAZARí A VETTEL?

Los nombres que más suenan son los del español Carlos Sainz Jr. (McLaren) y el australiano Daniel Ricciardo (Renault).

Sainz Jr. es el hijo de Carlos Sainz, dos veces campeón mundial de rallies. Con 25 años, Sainz Jr. figuró sexto la pasada temporada, mostrando regularidad y buena pericia al volante.

A Ricciardo, de 30 años, no le fue tan bien. Quedó noveno, pero previamente tuvo buenos resultados con Red Bulls. Ganó siete carreras con esa escudería y rindió mejor que Vettel cuando fueron compañeros en 2014, superándole 3-0 en victorias.

Alonso podría volver a la F1 con Ferrari, pero es poco probable al considerar que el dos veces campeón tiene 38 años. Pero el español sigue siendo considerado como uno de los mejores pilotos de la F1 por pura habilidad al volante. Si Sainz. Jr da el salto a Ferrari, la puerta se abriría a Alonso en McLaren.