Industrias europeas piden ayuda para enfrentar la crisis

Los principales grupos empresariales en Alemania, Francia e Italia pidieron a los gobiernos europeos intensificar sus esfuerzos conjuntos de estímulo fiscal para enfrentar la recesión económica pro...

Los principales grupos empresariales en Alemania, Francia e Italia pidieron a los gobiernos europeos intensificar sus esfuerzos conjuntos de estímulo fiscal para enfrentar la recesión económica provocada por el coronavirus, diciendo que la respuesta de la UE debe ser de una escala sin precedentes.

El exhorto se realizó en un documento de cuatro páginas publicado el martes por el BDI de Alemania, la Confindustria de Italia y las confederaciones comerciales Medef de Francia.

Los grupos empresariales dijeron que los esfuerzos de estímulo deben ir más allá del primer paquete de ayuda de emergencia a nivel europeo y deben involucrar préstamos y garantías del Banco Europeo de Inversiones, de la Comisión Europea y del Mecanismo Europeo de Estabilidad, un fondo para rescates.

Hacemos un llamado a los líderes europeos para que aprueben rápidamente una propuesta audaz para el próximo presupuesto de la UE y para un fondo de recuperación europeo, dijeron los grupos.

Los líderes de los 19 países que utilizan el euro han aprobado hasta 540.000 millones de euros en préstamos de emergencia, pero se oponen a los préstamos compartidos que ayudarían a evitar que se disparen los niveles de deuda a nivel nacional. La Comisión Europea pronostica que la economía de la eurozona se contraerá 7,7% este año, más que durante la crisis financiera mundial en 2009. Eso afectará los ingresos fiscales porque los gobiernos deben gastar más en atención médica, así como para apoyar a las empresas y a la economía.

Italia en particular, que ha sido afectada duramente por el COVID-19, enfrenta altos niveles de deuda preexistentes que podrían limitar el gasto en estímulos. Países del norte de Europa como Alemania, Holanda y Austria, que están en mejor estado fiscal, se oponen a los préstamos comunitarios. Nueve miembros de la eurozona de 19 países, incluidos Francia, España, Italia e Irlanda, han firmado una carta que respalda los préstamos comunes. Los líderes europeos han llevado el tema a la Comisión Europea, que está trabajando en una propuesta para un fondo de recuperación.

Cada gobierno ha aprobado medidas de estímulos a nivel nacional en cantidades variables. La preocupación entre algunos economistas y funcionarios ha sido que son precisamente los países más afectados, como Italia y España, los que pueden destinar menos para reactivar sus economías.

Los líderes empresariales dijeron en su comunicado que una respuesta fiscal fuerte debe involucrar un alto grado de solidaridad y un buen equilibrio de préstamos.