Pistoleros irrumpen en una maternidad en zona chií de Kabul

Hombres armados irrumpieron el martes en una maternidad en el oeste de Kabul e iniciaron un tiroteo con la policía, según funcionarios. Las fuerzas afganas evacuaron a los recién nacidos y a sus ma...

Hombres armados irrumpieron el martes en una maternidad en el oeste de Kabul e iniciaron un tiroteo con la policía, según funcionarios. Las fuerzas afganas evacuaron a los recién nacidos y a sus madres del centro y al menos cuatro personas resultaron heridas.

Por otra parte, diez personas murieron y al menos 30 más resultaron heridas también el martes en un ataque suicida en un funeral en la provincia oriental de Nangarhar, feudo del grupo extremista Estado Islámico.

Ningún grupo se atribuyó de inmediato la responsabilidad del ataque Kabul, pero tanto los talibanes como EI tienen una presencia activa en la capital afgana y en sus alrededores y ambos suelen atacar frecuentemente al ejército y a las fuerzas de seguridad, así como a civiles. Los talibanes negaron su implicación.

En Kabul, una columna de humo negro salía del hospital en el vecindario de Dashti Barchi, una zona de mayoría chií que ya fue escenario de muchos ataques del grupo EI en el pasado. Las fuerzas de seguridad sacaron a más de 80 mujeres y bebés cuando se inició la balacera, dijo Tareq Arian, vocero del Ministerio del Interior.

En fotografías compartidas por el ministerio, podía verse a los recién nacidos y a sus madres saliendo del hospital. Las fuerzas están tratando de eliminar a los terroristas y controlar la situación, apuntó Arian, quien más tarde confirmó que al menos uno de los atacantes había sido abatido por disparos.

Wahid Majroh, viceministro de Salud Pública, llegó a toda prisa al lugar, desde donde dijo que cuatro personas resultaron heridos. No estuvo claro de inmediato el motivo por el que el hospital, con 100 camas, había sido atacado.