Indicios de operaciones de Tesla revelan desacato de normas

El estacionamiento de la fábrica de automóviles eléctricos de Tesla en un condado de California lucía casi lleno el lunes, lo que da indicios de que la compañía podría haber reanudado su produc...

El estacionamiento de la fábrica de automóviles eléctricos de Tesla en un condado de California lucía casi lleno el lunes, lo que da indicios de que la compañía podría haber reanudado su producción en desacato a una orden de las autoridades sanitarias locales.

El estacionamiento de la enorme planta en Fremont, que da empleo a 10.000 trabajadores, parecía tener una cantidad similar de vehículos que cuando la fábrica opera normalmente. Una plantilla habitual de trabajadores violaría el mandato emitido por el Departamento de Salud del Condado Alameda, que ha catalogado la fábrica de Tesla en Fremont como un negocio no esencial que no puede operar bajo las restricciones que se han implementado para ayudar a frenar la propagación del nuevo coronavirus.

Un comunicado publicado en el sitio web de Tesla el sábado por la noche señaló que la compañía ha iniciado el proceso para reanudar las operaciones, pero no especificó cuándo comenzaría realmente la producción. Se dejó un mensaje el lunes en busca de comentarios por parte de la compañía.

La situación se presenta dos días después de que Tesla demandó al Departamento de Salud del Condado Alameda tratando de revocar el mandato de cierre, y el director general de la compañía, Elon Musk, amenazó con trasladar la planta y sede de operaciones fuera del estado.

Nuestros empleados están emocionados de volver a trabajar, y vamos a hacerlo atendiendo su salud y seguridad, señalaba el comunicado de Tesla el sábado.

Tesla alegó en la querella que el condado Alameda no puede imponer restricciones más severas que el decreto emitido por el gobernador de California Gavin Newsom. La demanda sostiene que las restricciones del gobernador en torno al coronavirus se remiten a las directrices federales que clasifican la fabricación de vehículos y barcos comerciales como negocios esenciales que tienen permitido seguir operando.

Francamente, esta es la gota que derramó el vaso", escribió Musk en Twitter, aunque el tuit fue eliminado posteriormente. Tesla moverá su sede y programas futuros a Texas/Nevada inmediatamente.

Musk tuiteó que la decisión de mantener una fábrica en Fremont dependerá de la manera en que las autoridades traten a Tesla de ahora en adelante.

Newsom ha dicho en varias ocasiones que los condados pueden imponer restricciones más estrictas que las mandatos estatales. El condado de Alameda es uno de seis condados del área de la Bahía de San Francisco que fueron los primeros del país en imponer medidas de permanecer en casa en mediados de marzo.

En la mayoría de las personas, el coronavirus causa síntomas moderados, pero ha cobrado la vida de más de 77.000 personas en Estados Unidos y la tasa de muertes aumenta.

El viernes, el Departamento de Salud Pública del Condado Alameda señaló que ha informado a Tesla que no cumple con las condiciones necesarias para reanudar actividades.

Musk hizo las amenazas después de una serie de tuits extraños de principios de mes, incluido uno que decía que los precios de las acciones de Tesla eran demasiado elevados. Musk también publicó fragmentos del himno nacional de Estados Unidos y escribió que vendería sus casas y otras posesiones.

___

Los periodistas de The Associated Press Janie Har y Juliet Williams en San Francisco y Kathleen Ronayne en Sacramento, California, contribuyeron a este despacho.