México: ordenan a FFAA participar en tareas de seguridad

El presidente de México ordenó a las fuerzas armadas participar en tareas de seguridad pública, una decisión que ha comenzado a generar críticas en un país donde en la última década las autori...

El presidente de México ordenó a las fuerzas armadas participar en tareas de seguridad pública, una decisión que ha comenzado a generar críticas en un país donde en la última década las autoridades civiles se han apoyado en el ejército para enfrentar al crimen organizado.

En el acuerdo publicado el lunes en el Diario Oficial, firmado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, se establece que las fuerzas armadas realizarán esas tareas hasta marzo de 2024, año en que termina su mandato. Además, el decreto señala que esas labores serán realizadas bajo la supervisión de la Guardia Nacional, un cuerpo creado por el actual presidente para enfrentar a la inseguridad.

Desde 2006 el gobierno federal desplegó soldados en las calles para enfrentar al crimen organizado, pero organizaciones nacionales e internacionales han señalado que las fuerzas armadas no están capacidades para realizar labores de seguridad pública y que México debe reformar su policía para regresar a los soldados a sus cuarteles.

La Guardia Nacional, que agrupó a elementos que pertenecieron a la policía militar y a la policía federal para realizar tareas de seguridad, es una corporación civil que es considerada el bastión del plan de López Obrador para poner freno a la violencia en el país.

Aunque López Obrador ha dicho que su gobierno ha logrado contener a la violencia heredada de gestiones anteriores, en marzo el país tuvo una cifra récord de homicidios para un mes con 3.078.

La seguridad pública es un deber primario a cargo del Estado, cuyos fines son salvaguardar la vida, las libertades, la integridad y el patrimonio de las personas, así como contribuir a la generación y preservación del orden público y la paz social, por lo que resulta imprescindible garantizar a la población el cumplimiento de dicha obligación a cargo del Estado, señala el decreto.

Para los críticos de López Obrador el problema al otorgar esas facultades a las fuerzas armadas es que difícilmente habrá controles o rendición de cuentas.

Alfredo Lecona, integrante del Colectivo Seguridad Sin Guerra que aglutina a 300 organizaciones que se oponen a la militarización de la seguridad pública en el país, criticó la orden presidencial

Con esto, señaló en su cuenta de Twitter, se está profundizando la militarización.

Durante su campaña presidencial, López Obrador criticó las estrategias de otros gobiernos para combatir al crimen organizado, en especial al de Felipe Calderón (2006-2012), quien sacó a los militares a las calles para enfrentar a los carteles de drogas y dijo que, de ser electo, mandaría al ejército de vuelta a los cuarteles.