Estudiantes ecuatorianos protestan por recortes a educación

Decenas de estudiantes y profesores universitarios de Ecuador realizaron el lunes una protesta pacífica en rechazo a un recorte presupuestario a las universidades, estimado en unos 98 millones de dó...

Decenas de estudiantes y profesores universitarios de Ecuador realizaron el lunes una protesta pacífica en rechazo a un recorte presupuestario a las universidades, estimado en unos 98 millones de dólares, lo que de acuerdo con los manifestantes impediría la reanudación de las actividades estudiantiles.

En Quito el grupo se reunió al frente de la universidad Central, la más antigua del país, que junto a otras 31 universidades y escuelas politécnicas públicas serían afectadas por la decisión de las autoridades.

El recorte fiscal dispuesto se debe a la aguda iliquidez fiscal ocasionada porque la pandemia del coronavirus redujo en 70% las actividades productivas, a lo que se sumó la sustancial reducción del precio del petróleo, el principal producto de exportación estatal, que cayó a la mitad de los 51,3 dólares previstos en el presupuesto de este año. Y para colmo, un gigantesco deslave rompió los dos oleoductos que permitían la exportación de crudo durante un mes, dejando a la caja fiscal en grave situación.

Los asistentes a la protesta acudieron con mascarilla, guantes e intercambiando entre sí alcohol desinfectante y otros productos para prevenir eventuales contagios de COVID-19.

La dirigente estudiantil Meygar Córdova aseguró que si no defendemos la educación pública no será el último recorte que se haga, es necesario defenderla por nosotros y también por las personas que vienen después... Entendemos que la educación pública (a) muchos de nosotros nos dará la oportunidad de ser profesionales y de servir al pueblo.

Añadió que "es justo rebelarse, es justo luchar por nuestro derechos y es justo luchar por los derechos que nos ha quitado este gobierno".

Quienes protestaban llevaban pancartas con leyendas como la educación es un derecho, que la crisis paguen los ricos y no al recorte presupuestario, entre otras, mientras repetían a gritos: el pueblo lo dice, y tiene razón, primero lo primero, salud y educación.

Tanto la universidad Central como la Escuela Politécnica del Litoral han advertido que no podrán reanudar el nuevo ciclo escolar debido a que sin los fondos que tenían anteriormente no podrán pagar a toda la plantilla docente requerida.