Reabren negocios en Turquía, aunque con condiciones

Los negocios en Turquía reabrieron el lunes por primera vez en siete semanas, aunque bajo estrictas normas higiénicas a fin de evitar un repunte del coronavirus.

Los negocios en Turquía reabrieron el lunes por primera vez en siete semanas, aunque bajo estrictas normas higiénicas a fin de evitar un repunte del coronavirus.

Reabrieron también las barberías, las peluquerías y los salones de belleza a medida que las autoridades turcas levantaron algunas de las restricciones que habían impuesto para evitar la propagación de la enfermedad.

Sin embargo, imperan normas estrictas para el funcionamiento de los locales. A la entrada de los centros comerciales se le tomará la temperatura a los clientes, quienes deberán mascarillas sin excepción. Y sólo se permitirá la presencia de una persona por cada 10 metros cuadrados (108 pies cuadrados).

Barberías, peluquerías y todo local que ofrezca servicios personales deberá funcionar sólo previa cita concertada, sólo con todos vistiendo mascarillas y caretas de plástico, y sólo se podrán usar toallas e instrumentos desechables.

La televisora privada HaberTurk TV mostró imágenes de empleados municipales inspeccionando peluquerías en Estambul para cerciorarse de que todos estaban acatando las normas.

Hoy es el día de los barberos y las peluqueras, anunció Sezai Apaydin, director de la asociación de peluquerías en Izmir, en el oeste de Turquía, según la agencia de noticias Anadolu.

Llevan 50 días sufriendo, señaló.

Si se cuidan, deberán poder seguir trabajando en sus negocios de manera saludable, añadió.

El gobierno anunció un plan de normalización a medida que disminuyeron los casos de la enfermedad, pero al mismo tiempo advirtió que habrá medidas más estrictas si el virus resurge. El domingo se permitió a la gente mayor de 65 años salir de sus casas.

Turquía tenía hasta el lunes 138.657 casos confirmados de coronavirus y 3.786 fallecimientos.