Argentina pospone al 22 de mayo aceptación propuesta deuda

Argentina prorrogó hasta el 22 de mayo las negociaciones para la aceptación de la oferta de reestructuración de cerca de 70.000 millones de dólares de su deuda, ante la falta de suficiente respald...

Argentina prorrogó hasta el 22 de mayo las negociaciones para la aceptación de la oferta de reestructuración de cerca de 70.000 millones de dólares de su deuda, ante la falta de suficiente respaldo entre sus acreedores.

La decisión fue publicada el lunes en el Boletín Oficial y anunció que los resultados del canje se anunciarán el 25 de mayo.

El gobierno señaló que resulta conveniente extender la fecha a los efectos de incrementar la participación y continuar con la agenda de comunicación activa con los tenedores de los títulos.

Esta es una nueva prórroga luego de que el gobierno anunció que se retrasaba hasta este lunes el plazo fijado para el viernes 8 de mayo. El presidente Alberto Fernández dijo que el objetivo era asumir compromisos que podamos cumplir.

El 22 de mayo es cuando expira el plazo de gracia de 30 días para pagar 503 millones de dólares en intereses a los acreedores. Si no los abona, Argentina volverá a caer en un cese de pagos, el noveno de su historia.

El país sudamericano presentó formalmente en abril su propuesta de reestructuración de una deuda de 66.238 millones de dólares emitida bajo ley extranjera con una quita en el pago de intereses de 62% -equivalente a 37.900 millones de dólares- y de capital de 5,4% por 3.600 millones de dólares, así como un período de gracia hasta 2023 con una tasa de interés de 0,5% que irá creciendo.

Para que el canje fuera exitoso debía ser aceptado por al menos 70% de los bonistas, pero hasta el sábado se había registrado un nivel de adhesión de alrededor de 20%, según algunos reportes de la prensa local, aunque el gobierno no ha comentado nada.

En los últimos meses Argentina insistió en que su oferta era la única viable debido a su severa crisis económica. El país obtuvo el respaldo del Fondo Monetario Internacional, con el que también afronta obligaciones.

En el marco de estas complicadas negociaciones, acreedores deben responder en la fecha a la propuesta de la provincia de Buenos Aires -la mayor del país- de reestructuración de algo más de 7.000 millones de dólares mientras que las autoridades provinciales afrontan un pago de 110 millones de dólares para evitar la caída en default.