Silencio de Trump ante supuesta agresión sexual de Biden

Donald Trump rara vez deja pasar la oportunidad de lanzar todo tipo de acusaciones, verdaderas y falsas.

Donald Trump rara vez deja pasar la oportunidad de lanzar todo tipo de acusaciones, verdaderas y falsas.

Sin embargo, se ha mostrado inusualmente contenido en relación con una denuncia de agresión sexual que pesa sobre Joe Biden, su rival en las elecciones de noviembre.

Trump habló por primera vez del tema el 30 de abril, un mes después de que una mujer dijese en un podcast que Biden la había atacado sexualmente en un sótano del Congreso en1993. Biden niega la denuncia y dice que jamás agredió a la mujer, Tara Reade.

Cuando toca el asunto, lo hace con cautela.

No sé nada acerca de eso, dijo cuando los periodistas le preguntaron por primera vez. Él debería responde. Podría ser una acusación falsa. Yo sé mucho acerca de acusaciones falsas. Me han acusado falsamente varias veces. Esas cosas pasan.

Y ofreció el mismo tipo de comentarios durante una entrevista televisiva con Fox & Friends el viernes.

Tiene que librar una batalla. Yo también lo he hecho, me han hecho acusaciones falsas muchas veces, declaró. Mucha. Y esta tal vez sea una acusación falsa. Francamente, espero que así sea, por su bien.

La actitud de Trump refleja la delicada situación en que se encuentra al tratar de explotar esa acusación a pesar de que él mismo ha sido acusado de agresión y de manoseos inapropiados por una larga lista de mujeres, denuncias que él también ha negado.

La de noviembre será la primera elección en la era del movimiento #MeToo, que alentó a cantidades de mujeres a denunciar agresiones y acosos sexuales, incluso de parte de poderosas figuras de la política, ejecutivos y artistas.

Trump está intensificando sus críticas a Biden en otros frentes, sobre todo tratando de presentarlo como débil en relación con China. Pero se resiste a hablar de la denuncia de Reade, en una admisión tácita del problema que le plantea el tema ante las mujeres, que pueden decidir las elecciones.

Algunos partidarios de Trump dicen que lo que decidirá la votación en realidad es el coronavirus y el derrumbe de la economía como consecuencia de la pandemia.

La denuncia de Reade es algo secundario, sostuvo Jason Miller, quien fue director de comunicaciones de la campaña de Trump en el 2016.

La historia fue muy diferente en el 2016, cuando Trump mencionó en numerosas oportunidades las infidelidades que se le atribuían a Bill Clinton, esposo de su rival en la puja presidencial, Hillary Clinton.

Tras circular un video en Access Hollywood en el que se mofa de sus manoseos de mujeres sin su consentimiento, Trump lanzó una virulenta campaña contra Hillary Clinton que incluyó una invitación a mujeres que habían denunciado a su marido al segundo debate presidencial. Su campaña organizó una conferencia de prensa de cuatro de las acusadoras de Bill Clinton en un esfuerzo por desconcentrar a su rival.

Cuatro años después, el panorama ha cambiado radicalmente y la primera vez que Trump habló de las acusaciones contra Biden apenas si tocó el asunto, enfocándose mayormente en una denuncia que casi descarrila la nominación de Brett Kavanaugh como juez de la Corte Suprema.

Kavanaugh es un hombre sobresaliente. Fue acusado falsamente. Lo que le pasó fue una desgracia total para nuestro país, afirmó Trump.

La campaña de Trump, por otro lado, dice que los demócratas usan una doble moral.

Durante las audiencias de Kavanaugh, Biden dejó bien en claro que toda vez que una mujer hace una denuncia de agresión sexual se le debe creer, dice un texto enviado a sus partidarios. Joe Biden y los demócratas creen que a él se le deben aplicar otros valores, distintos a los que se aplicaron con Brett Kavanaugh. Que respondan por sus actos.

La gente de Biden, por su parte, ha tenido algunos tropiezos al responder a la denuncia de Reade. Inicialmente difundió un comunicado negando la acusación y diciendo que las mujeres deben tienen derecho a hacer denuncias y se las debe escuchar.

Biden ha hablado poco del asunto y algunos demócratas creen que está permitiendo que la denuncia domine su campaña.

Resta por verse si Trump seguirá ignorando mayormente el tema a medida que se intensifica la campaña.

___

La reportera de la Associated Press Alexandra Jaffe colaboró en este despacho desde Washington.