Presidente de Egipto amplía sus poderes de emergencia

El presidente egipcio Abdel-Fattah el-Sissi ha aprobado enmiendas al estado de emergencia que le otorgan poderes adicionales, a él y los servicios de seguridad, que el gobierno considera necesarios p...

El presidente egipcio Abdel-Fattah el-Sissi ha aprobado enmiendas al estado de emergencia que le otorgan poderes adicionales, a él y los servicios de seguridad, que el gobierno considera necesarios para combatir la epidemia de COVID-19.

Un grupo internacional de defensa de los derechos humanos condenó la medida y sostuvo que el gobierno aprovecha la pandemia global para ampliar, no reformar, la abusiva Ley de Emergencia.

Las nuevas enmiendas permiten al presidente tomar medidas tales como suspender las clases en todos los niveles de educación o someter a cuarentena a todos los que regresan del exterior. También le permiten prohibir reuniones públicas y privadas, protestas, festejos o concentraciones de cualquier tipo.

El gobierno desató una ola represiva sin precedentes al disenso desde 2013, cuando el-Sissi tomó el poder, y las protestas no autorizadas están prohibidas desde hace años.

Las enmiendas, sancionadas por el-Sissi el viernes, permiten a fiscales militares investigar incidentes cuando oficiales militares realizan tareas policiales o cuando el presidente lo ordena. El fiscal principal civil tiene la última palabra para decidir si un asunto va a juicio.

La ley enmendada también le permite al presidente aplazar el pago de impuestos y servicios públicos, así como dar apoyo a los sectores necesitados.

El estado de emergencia rige desde abril de 2017 y el gobierno lo extendió a fines del mes pasado por otros 90 días. La ley original daba al presidente poderes especiales para combatir el terrorismo y el narcotráfico.

El gobierno dijo que las enmiendas eran necesarias para remediar un vacío legal revelado por el brote de coronavirus. Egipto, con una población de 100 millones, ha reportado al menos 514 muertes entre 9.000 casos confirmados.