El Vaticano reportó el lunes el arresto de un monseñor y una mujer como parte de la investigación por la filtración de documentos confidenciales de la Santa Sede.

Los dos fueron interrogados durante el fin de semana y que fiscales de Santa Sede confirmaron las detencionesRoma informó en un comunicado que los dos fueron interrogados durante el fin de semana y que fiscales de Santa Sede confirmaron las detenciones.

La mujer fue identificada como Francesca Chaouqui y el monseñor como el reverendo Lucio Ángel Vallejo Balda. El monseñor es un empleado del Vaticano, mientras que la mujer ha servido en una comisión establecida por el papa Francisco en 2013, como parte de su campaña para reformar las finanzas de la Santa Sede.

Un portavoz del Vaticano dijo que Vallejo Balda se encontraba detenido en una celda en Ciudad del Vaticano, y que a Chaouqui se le permitió salir en libertad porque cooperó en la investigación.

El anuncio del lunes fue la más reciente confirmación de que el escándalo y la intriga aún se arremolinan en el muy cerrado mundo de la burocracia administrativa del Vaticano.

La filtración de documentos confidenciales de los trabajos del retirado papa Benedicto XVI en 2012 condujeron a la detención y juicio de un mayordomo papal y un técnico informático del Vaticano. Una ley vaticana de 2013 convirtió en crimen filtrar documentos e información confidencial.

La semana pasada, informes de prensa italianos dijeron que la Gendarmería del Vaticano, o las fuerzas policiacas, estaban investigando para ver quién ha manipulado la computadora de un prelado de alto nivel del Vaticano, quien se ocupa de los asuntos financieros.

El lunes, el Vaticano confirmó que hay una investigación sobre la manipulación, pero declinó comentar si el incidente estaba relacionado con las dos detenciones.