Corea del Sur reporta más contagios, Pakistán alivia medidas

Corea del Sur reportó el sábado 18 nuevos casos de coronavirus luego de un repunte de los contagios que llevó a las autoridades a instar a bares y clubes de ocio nocturno a cerrar, mientras que Pak...

Corea del Sur reportó el sábado 18 nuevos casos de coronavirus luego de un repunte de los contagios que llevó a las autoridades a instar a bares y clubes de ocio nocturno a cerrar, mientras que Pakistán se rindió a la presión económica y permitió la reapertura de algunos negocios a pesar de un incremento de los casos.

Estados Unidos, Brasil e Italia trataban de determinar la forma de aliviar las restricciones a negocios y a la actividad publica. Otras naciones impusieron nuevas restricciones: Kuwait anunció una cuarentena nacional desde el domingo y hasta el 30 de mayo.

En todo el mundo, el virus ha infectado a al menos 3,9 millones de personas y mató a más de 270.000, según un conteo de la Universidad Johns Hopkins basado en los datos reportados por los gobiernos.

El descenso de las nuevas infecciones en Corea del Sur y otros países hizo que se suavizasen las restricciones que sumieron a la economía mundial en su peor depresión desde la década de 1930.

Seúl instó a los clubes nocturnos a cerrar durante un mes luego de que la mayoría de los nuevos casos en el país estén ligados al distrito de ocio de Itaewon de la capital, donde un hombre de 29 años visitó tres locales antes de dar positivo. Preocupa que el virus pueda propagarse por la ciudad, donde viven alrededor de la mitad de los 51 millones de surcoreanos.

También el sábado, Pakistán permitió la reapertura de fábricas, obras y algunos negocios, al tiempo que reportó 1.637 nuevos casos y 24 decesos. El dato de infecciones se acercó a su máximo diario, alcanzado el jueves con 1.764, y elevó el total del país a 27.474.

El primer ministro, Imran Khan, explicó que su gobierno levantaba la cuarentena porque no puede mantener a los millones de familias que dependen de jornales para vivir. El gobierno advirtió que reimpondrá los controles si la población no cumple las pautas de distancia social.

Por su parte, el gobierno de Estados Unidos reportó el viernes su peor dato de paro desde la Gran Depresión, en la década de 1930, algo que avivará la polémica sobre cuándo aliviar las restricciones que han cerrado negocios.

El Departamento de Trabajo reportó una tasa de desempleo del 14,7% tras la desaparición de unos 20,5 millones de puestos de trabajo en abril. Citando errores en el recuento de algunos trabajadores por parte de sus encuestadores, el departamento dijo que la cifra real podría estar más cerca del 20%. Algunos analistas apuntaron que el total podría alcanzar incluso el 23,6%, no muy lejos del récord del 25% de 1939.

Su presidente, Donald Trump, que optará a la reelección en plena crisis económica, está presionando a los gobernadores estatales para que permitan que las fábricas, restaurantes y tiendas vuelvan a abrir a pesar de las advertencias de que esto podría provocar el repunte letal de los contagios.

La secretaria del vicepresidente, Mike Pence, se convirtió en la segunda persona que da positivo la virus en la Casa Blanca luego de un militar que trabaja para Trump.

China, donde comenzó la pandemia en diciembre, anunció sus planes para reabrir más escuelas en la capital, Beijing.

Más de 84.200 estudiantes de primer año de secundaria y 13.200 maestros regresarán a las aulas el lunes, anunciaron las autoridades. Cerca de 50.000 alumnos de secundaria volvieron a dar clase el 27 de abril.

China fue la primera economía del mundo en paralizarse por el virus, y la primera en reactivarse luego de que el gobernante Partido Comunista declaró en marzo que el brote estaba bajo. Los controles, incluyendo los que chequean la temperatura, siguen vigentes en complejos de departamentos y otros edificios públicos de la capital.

El gobierno de Italia anunció que emprenderá acciones legales para impedir que la región norteña de Bolzano permita la reapertura de tiendas este fin de semana, desafiando el plan nacional que contempla hacerlo a finales de mes. Italia reportó más de 217.000 casos de coronavirus y 30.200 muertes.

En Brasil, la quinta ciudad más grande del país, Fortaleza, inició una cuarentena el viernes por el incremento de las infecciones, mientras el presidente, Jair Bolsonaro, pidió al Supremo Tribunal que ordene a los estados que levanten las restricciones a negocios.

Fortaleza, una ciudad de 2,7 millones de habitantes, registró 727 muertes por la pandemia y las autoridades esperan 4.000 hasta finales de mayo. Brasil tiene más de 140.000 casos confirmados y 9.600 fallecidos, según Johns Hopkins.

___

McDonald informó desde Beijing. Periodistas de The Associated Press en todo el mundo contribuyeron a este despacho.