Europeos marcan Día de la Victoria sin festejos por virus

no reflejan el verdadero impacto del coronavirus.

no reflejan el verdadero impacto del coronavirus.

Corea del Sur reportó 13 nuevos casos el viernes, la primera vez que supera los 10 en más de cinco días. Una docena de ellos estaban ligados a una persona de 29 años que visitó tres clubes nocturnos en Seúl el pasado fin de semana.

Una gota de tinta en el agua limpia se extiende rápidamente, dijo el viceministro de Salud, Kim Gang-lip, que pidió vigilancia para proteger los avances obtenidos con esfuerzo.

En China, el país donde se detectó por primera vez el nuevo coronavirus a finales del año pasado, las autoridades reportaron 17 nuevos contagios el viernes, de los cuales 16 no mostraban síntomas. No se reportaron decesos, un dato que se repite desde hace más de tres semanas.

Expertos en salud dicen que todos los países pasarán por algún tipo de segunda ola de infecciones después de mitigar sus cuarentenas.

Sin embargo, el impacto económico de la economía más grande del mundo se exhibirá de lleno el viernes cuando el gobierno de Estados Unidos reporte la tasa de desempleo para abril.

La cifra podría alcanzar el 16% o más, según economistas encuestados por el proveedor de datos FactSet. Aproximadamente 33 millones de estadounidenses han solicitado beneficios por desempleo desde que golpeó el virus y expertos dicen que 21 millones de empleos más se han perdido para siempre. Eso significa que casi la mitad de todo el crecimiento laboral en Estados Unidos en los 11 años desde que terminó la Gran Recesión ha sido eliminado en un mes.

En todo el mundo, el virus ha infectado a más de 3,8 millones de personas y matado a casi 270.000, según un conteo de la Universidad Johns Hopkins basado en datos oficiales. Pero en general, el acceso limitado a las pruebas de detección, las diferencias a la hora de contabilizar a los fallecidos y la ocultación de datos por parte de algunos gobiernos hacen pensar que la verdadera magnitud de la pandemia es mucho mayor.

___

Corder reportó desde La Haya. Periodistas de Associated Press del mundo contribuyeron a este despacho.