Wall Street sube por esperanza de que lo peor quedó atrás

A pesar de que la economía sigue en mal estado, algunos inversionistas están encontrando motivos de esperanza de que la peor parte del desplome haya quedado atrás, y Wall Street tuvo el jueves su m...

A pesar de que la economía sigue en mal estado, algunos inversionistas están encontrando motivos de esperanza de que la peor parte del desplome haya quedado atrás, y Wall Street tuvo el jueves su mayor ganancia en una semana.

El S&P 500 subió 1,2% para sumar su tercera jornada al alza en los últimos cuatro días, apegándose a tendencias similares en los mercados europeos. Sin embargo, otras áreas del mercado, entre ellas los bonos, aún presentan muestras de pesimismo.

El reporte económico más importante de la jornada reveló que otros 3,2 millones de trabajadores en Estados Unidos solicitaron subsidios de desempleo la semana anterior, para un total de 33,5 millones en las últimas siete semanas. Es una cifra impactante, pero también refleja la quinta semana consecutiva en que el número ha ido reduciéndose desde que alcanzó su punto más alto a finales de marzo.

Varias compañías también citaron indicios de que la peor parte pudo haber quedado atrás en algunos sectores de sus industrias, aunque definitivamente se avistan más debilidades en el horizonte.

Pero eso fue suficiente para impulsar la esperanza que se ha percibido en el mercado bursátil en las últimas semanas conforme los inversionistas miran a un futuro que no es tan malo como el horrendo presente. En Wall Street, a menudo los inversionistas se preocupan más sobre la velocidad en la que incrementan las penurias económicas que en si habrá más de esas penurias.

El S&P 500 subió 32,77 unidades a 2.881,19. El promedio industrial Dow Jones avanzó 211,25 enteros, o 0,9%, hasta los 23.875,89. El Nasdaq sumó 125,27 puntos, o 1,4%, y se estableció en 8,979,66 para eliminar sus últimas pérdidas de 2020 hasta ahora.

El S&P 500 ha reducido en más de la mitad la pérdida de 33% acumulada de febrero a finales de marzo, y comienza a marcar una tendencia positiva después de que la Reserva Federal y el Capitolio han destinado enormes cantidades de ayuda a la economía. Muchos analistas ven las ganancias con escepticismo, señalando que son exageradas considerando la gran incertidumbre que persiste sobre el tiempo que durará la recesión.

El mercado de bonos adoptó una postura mucho más cautelosa. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años cayó a 0,63% respecto al 0,71% del miércoles. Los rendimientos tienden a caer cuando los inversionistas reducen sus expectativas de crecimiento económico e inflación.

El crudo estadounidense de referencia perdió 44 centavos, o 1,8%, hasta ubicarse en 23,55 dólares por barril. La mezcla Brent, referente internacional, cedió 26 centavos, o 0,9%, y terminó en 29,46 dólares por barril.

___

La periodista de AP Yuri Kageyama contribuyó con este despacho.