Papa acepta renuncia de obispo que no denunció abusos

El papa Francisco aceptó la renuncia de un obispo en Ohio que no reportó ante sus superiores a un sacerdote que será enjuiciado por la presunta violación de un niño.

El papa Francisco aceptó la renuncia de un obispo en Ohio que no reportó ante sus superiores a un sacerdote que será enjuiciado por la presunta violación de un niño.

El anuncio del Vaticano el jueves no entró en detalles acerca de los motivos del obispo auxiliar de Cincinnati, Joseph R. Binzer, para ofrecer su renuncia.

Pero la arquidiócesis de Cincinnati observó que Binzer fue despedido como director de personal sacerdotal porque no transmitió las inquietudes sobre la conducta del padre Geoffrey Drew al arzobispo Dennis Schnurr y la junta de personal sacerdotal.

Drew está acusado de violar al niño en las décadas de 1980 y 1990, años antes de su ordenación sacerdotal, cuando era director de música de una parroquia suburbana de Cincinnati. Drew se ha declarado inocente.

Lamento profundamente mi papel en la respuesta a las inquietudes acerca del padre Drew, que ha impactado negativamente la confianza y la fe del pueblo de la Arquidiócesis de Cincinnati, dijo Binzer según un comunicado de la arquidiócesis. En abril, luego de estudiar el asunto desde el verano pasado, la Santa Sede, me informó que estaba de acuerdo con esta evaluación.

Binzer, nativo de Cincinnati, fue canciller de la arquidiócesis durante ocho años antes de su ordenación episcopal. Fue designado obispo auxiliar en 2011. Sigue siendo sacerdote en la arquidiócesis.