AI condena detenciones de palestinos por expresar opiniones

Amnistía Internacional criticó el jueves a las autoridades palestinas en Cisjordania y la Franja de Gaza por detener a críticos y opositores por expresar sus opiniones.

Amnistía Internacional criticó el jueves a las autoridades palestinas en Cisjordania y la Franja de Gaza por detener a críticos y opositores por expresar sus opiniones.

El organismo de derechos con sede en Londres informó de cinco personas detenidas en marzo y abril, incluidos un activista de paz por celebrar una videollamada con israelíes y un escritor que criticó a las autoridades en Gaza por un letal incendio en un mercado. Amnistía describió las detenciones como un patrón de detenciones arbitrarias de palestinos por expresar sus opiniones.

Las autoridades tanto en Cisjordania como en la Franja de Gaza han violado el derecho a la libertad de expresión deteniendo de forma arbitraria a particulares solo por compartir de forma pacífica sus opiniones en medios sociales. Esto debe detenerse de inmediato, dijo Saleh Higazi, subdirector de Oriente Medio en Amnistía Internacional.

El grupo, que criticó tanto a la Autoridad Palestina en Cisjordania como a Hamas en Gaza, pidió la liberación de todos los detenidos por expresar sus opiniones.

Las detenciones se produjeron durante los estados de emergencia impuestos en ambos territorios por el brote de coronavirus, y Amnistía dijo que las detenciones durante la pandemia pone a estas personas en un riesgo mayor.

En Cisjordania, uno de los detenidos es un exmiembro del partido Fatah del presidente palestino, Mahmud Abás, que criticó al líder palestino. Un segundo detenido también criticó la gestión de Abás en la crisis del COVID-19. Ambos fueron liberados más tarde.

La Autoridad Palestina no hizo comentarios en un primer momento.

En Gaza, gobernada por Hamas desde que el grupo islamista expulsó a las fuerzas partidarias de Abás en 2007, las autoridades detuvieron a tres palestinos por diferentes cargos. Uno de ellos era un escritor que insinuó en una entrada en Facebook que Hamas tenía responsabilidad en un incendio en un mercado en el que murieron 20 palestinos en marzo. El segundo era un caricaturista que criticó la detención del escritor. Los dos fueron liberados.

Rami Amán, un activista pacifista palestino detenido por organizar una videoconferencia con decenas de israelíes, sigue retenido por Hamas. La familia de Aman dijo a The Associated Press que las autoridades habían rechazado las solicitudes de visitas, citando restricciones sanitarias.

Iyad al-Bozum, portavoz del Ministerio del Interior de Gaza, rechazó las críticas de AI.

No hay detenidos por libertad de expresión y los nombres mencionados cometieron infracciones punibles por ley y no tienen nada que ver con la opinión política o el color, dijo.

Desde la ruptura palestina en 2007, Hamas y la Autoridad Palestina han perseguido a los simpatizantes del otro bando, prohibido sus actividades y detenido a voces críticas, aunque la intensidad de esas campañas varía.