La mitad de los estadounidenses celebrarán el Halloween este 31 de octubre

  • La fiesta que tiene su origen en el pagano festival celta de los muertos.
  • La noche para disfrazarse es una tradición que perdura desde el festival gaélico de Samhain, celebrado en Irlanda, Escocia y la Isla del Hombre.
  • Marcaba el final de la época de cosecha y el inicio del invierno o "la mitad oscura" del año.

Más de 157 millones de personas celebrarán Halloween en Estados Unidos este 31 de octubre, una fiesta que tiene su origen en el pagano festival celta de los muertos.

Unos 950 millones de dólares se destinarán a los disfraces que los menores utilizarán para esta costumbre anual La noche para disfrazarse es una tradición que perdura desde el festival gaélico de Samhain, celebrado en Irlanda, Escocia y la Isla del Hombre, que marcaba el final de la época de cosecha y el inicio del invierno o "la mitad oscura" del año.

En la festividad, los espíritus y hadas -remanentes de dioses paganos- debían ser atendidos con comida y bebida para asegurar que las personas y su ganado sobrevivieran el invierno.

El uso de trajes alegóricos y máscaras en Halloween tiene su origen en la tradición precristiana de encarnar mediante disfraces a los "espíritus del invierno" y las "almas de los muertos" para ir de casa en casa recitando versos y canciones llevando buena fortuna a los anfitriones a cambio de comida.

En esa práctica están las raíces del recorrido por los vecindarios que ahora hacen los niños para pedir "dulces o travesuras" (trick or treat). Unos 950 millones de dólares se destinarán a los disfraces que los menores utilizarán para esta costumbre anual.

Además, nueve de cada 10 estadounidenses asegurarán buena fortuna y protección durante el invierno al comprar todo tipo de dulces y golosinas para obsequiar a sus pequeños visitantes, con un gasto de dos mil 100 millones de dólares.

Este año, de los 6,900 millones de dólares que los estadounidenses gastarán en la celebración de Halloween, 2,500 millones estarán destinados a la compra de disfraces, según la Federación Nacional de Minoristas (NRF).

Otros componentes indispensable de la fiesta que llegó a a Estados Unidos con la inmigración irlandesa y escocesa, son las linternas esculpidas en calabazas ahuecadas que originalmente se hacían en remolachas y nabos con caras grotescas para protegerse de los malos espíritus.

Los estadounidenses tiene por tradición para la temporada visitar en familia las granjas cercanas para escoger las calabazas recién cosechadas a fin de hacer las llamadas "jack-o-lanterns" o para utilizarlas en decoraciones y platillos de temporada.

Asimismo, gatos negros, murciélagos, arañas y otros animales asociados a Halloween, decoran ya hogares y sitios públicos este Halloween.

Según la NRF, la asociación más grande del mundo de tiendas al menudeo, cada estadounidense gastará en promedio más de 20 dólares en adornos alusivos, para un total de 1,900 millones de dólares.