NY: Ancianos y desempleados son mayoría de enfermos COVID-19

La gran mayoría de las personas recientemente hospitalizadas por coronavirus en Nueva York son jubiladas o desempleadas y evitaban usar el transporte público, según una nueva encuesta estatal, la p...

La gran mayoría de las personas recientemente hospitalizadas por coronavirus en Nueva York son jubiladas o desempleadas y evitaban usar el transporte público, según una nueva encuesta estatal, la primera que estudia a las personas que se enferman gravemente a pesar de seis semanas de distanciamiento social.

La encuesta a 1.269 enfermos que ingresaron a 113 hospitales en los últimos tres días desconcertó a quienes pensaban que la gran mayoría de los casos nuevos serían trabajadores esenciales, sobre todo los que usan el transporte público.

Los jubilados constituían el 37% de los hospitalizados en el período de la encuesta. El 46% eran desempleados. Casi el 75% eran mayores de 51 años.

Solo el 2% usaba el transporte público en su vida diaria, según la encuesta.

Esto refuerza lo que venimos diciendo, que esto depende en buena medida de lo que uno hace para protegerse, dijo el gobernador Andrew Cuomo en su conferencia diaria. Todo está cerrado, el gobierno ha hecho todo lo que pudo... ahora depende de ti. ¿Llevas mascarilla, te lavas las manos?.

Pero la encuesta también indicó que el 18% de los hospitalizados con el virus provenían de hogares para ancianos, lo que pone de relieve las dificultades que tienen esas instalaciones para controlar el contagio.

Por otra parte, apenas el 1% provenía de las cárceles, el 2% de hogares colectivos y el 2% no tenía hogar.

Si bien las tasas de hospitalización han disminuido en Nueva York, en los últimos tres días ingresaron 600 personas por día a los hospitales del estado.

Los muertos en el estado sumaron 232 el martes, dijo Cuomo, y casi 2.800 personas dieron positivo.

La encuesta fue parte de un intento de las autoridades de salud de enfocar la campaña contra el brote con mayor precisión.

Por otra parte, el sistema de trenes subterráneos de Nueva York, generalmente abierto las 24 horas del día, fue clausurado la madrugada del miércoles para labores de limpieza como precaución ante el contagio del coronavirus.

El famoso subway, que ya corría con horario reducido desde fines de marzo, no dará servicio entre la 1 y las 5 de la mañana de ahora en adelante.

Los policías escoltaron a los pasajeros en la estación Coney Island de Brooklyn, la última para varias líneas, avisándoles que tendrán tomar autobuses para llegar a sus destinos. Seguidamente obreros con frascos de desinfectante abordaron los vagones.

La pausa total permitirá una limpieza profunda y el desalojo de indigentes.

El Departamento de Policía de Nueva York ha despachado 1.000 agentes para proteger las 472 estaciones del metro neoyorquino ya que menos de 200 pueden ser físicamente cerradas.

Cuadrillas de policías y enfermeros están siendo enviadas a las estaciones más periféricas para sacar a los desamparados a fin de permitir las labores de limpieza, declaró el jefe del departamento Terence Monahan.

La ciudad de Nueva York tiene habitualmente el sistema de transporte público más transitado del país, con un promedio de más de 5 millones de pasajeros, pero ante el coronavirus y la tendencia de la gente de quedarse en casa, el tránsito ha disminuido hasta 90%.